Luego de varios rumores y especulaciones el trato se ha hecho oficial: Google comprará una parte de la compañía taiwanesa HTC. La compra de $1,100 millones de parte de Google le dará a la compañía liquidez para seguir operando y le dará a Google ingenieros y talento de la división móvil de HTC para seguir creando sus teléfonos.

Este trato también le dará a Google acceso a la propiedad intelectual de HTC pero sin ninguna exclusividad, así que veremos funciones en los teléfonos de Google que quizás HTC usará en su portafolio. En cuestión de números, Google recibirá alrededor de 2,000 empleados que trabajarán para el diseño y el desarrollo de sus teléfonos, lo que significa que HTC se quedará con alrededor de 2,000 empleados también.

Este negocio no significa que HTC dejará de existir ni que veremos el fin de la empresa, ya que la compañía seguirá trabajando por su cuenta en su portafolio de teléfonos y en el área de realidad virtual con Vive. Este trato suena súper interesante y esperemos que HTC siga con vida por mucho tiempo más.