Aunque Square Enix tuvo la valentía suficiente para confirmar que necesitó (una vez más si se cuenta desde Versus XIII) atrasar a Final Fantasy XV y dar algunos detalles, ahora se sabe las causas más directas de que la japonesa necesitaba un poco más de tiempo para corregir.

En entrevista con el rotativo de juegos Famitsu, el director de Final Fantasy XV Hajime Tabata entró de lleno a que fueron las causas exactas que causaron que se anunciara que el juego seria lanzado a finales de noviembre y no en septiembre como estaba realmente programado.

Tabata originalmente había justificado la movida ya que las pruebas de la versión candidata a ser el producto final con había cumplido con estándares de calidad que requiere el mismo y entendieron que tiene que mejorar un poco más la experiencia.

Con el rotativo, el directo especifico problemas como caracteres volando de la nada en la pantalla, a veces saliendo fuera de entorno o que un error era difícil de obviar para el usuario y entre otros problemas de rendimiento de gráficos donde el FPS caía de manera inesperadas durante las pruebas.

final-fantasy-XV-HEADER

La intención también de Square Enix, aunque es cierto que vendrá una actualización Day One para el juego, es que no necesariamente sea un requisito para jugadores que por X o Y razón aun no tengan acceso al Internet y no afecte la experiencia inicial del mismo.

Entrevista con Famitsu Vía Kotaku