Luego de mostrarnos la consola el pasado mes de diciembre, Microsoft por fin ha revelado más detalles y especificaciones de su próxima consola, el Xbox Series X.

Esta tendrá 12 teraflops de desempeño en su GPU, el doble de lo que ofrece el actual Xbox One X. Su procesador será uno de AMD basado en la arquitectura Zen 2 y RDNA 2. Como ya se sabía, el mismo utilizará SSD para su almacenamiento para agilizar el tiempo de loading. También permitirá jugar hasta en 8K con 120 cuadros por segundos, como también un sistema para ajustar de forma variable el desempeño de la consola.

La consola también permitirá pausar y resumir múltiples juegos a la misma. Como era de esperarse, el Xbox Series X permitirá jugar juegos de todas las generaciones de Xbox. Por último, los juegos que se lancen en los próximos meses podrán tener el nombre de “Smart Delivery”, lo que significa que funcionarán tanto para Xbox One como para Series X.

La compañía seguramente seguirá compartiendo más información prontamente, quizás antes del E3 en verano o antes.