Aunque un poco receptivos, poco a poco jugadores van adquiriendo cosas para bajar o servicios para juegos en particular en línea según un estudio de la Electronic Entertainment Design and Research.

El estudio naturalmente se centró en usuarios de Xbox 360 de Microsoft y Playstation 3 de Sony, quienes prácticamente tienen un triopolio del mercado de consolas de video juegos junto con Wii de Nintendo aunque por obvias razones no se contó a este porque no está de lleno en el mercado de juegos en línea.

Según destaca el estudio, en un año se ha superado la cantidad de usuarios que compras contenido descargable y se encontró que el 51 por ciento de los encuestados compró DLC para sus juegos en el año anterior, frente al 40 por ciento en 2010 y del 34 por ciento en 2009.

Esta cifra representa un aumento de 20 millones de jugadores más y en cuanto a dinero se refiere la compañía espera que el mercado norteamericano ascienda a $ 1 billón en compras de DLC en el año 2012, con unos ingresos mundiales de cerca de $ 2 billones.

Variables como la preocupación de la privacidad fue el principal de que aun así el 49% de los jugadores todavía no estén de lleno jugando online o por lo menos comprando servicios o DLC.