El iPhone X ni siquiera ha llegado y Apple ha recibido una demanda en las puertas de su oficina por el uso del nombre “Animoji”. Resulta ser que este nombre ya se estaba utilizando por una aplicación llamada “Animoji – Free Animated Texting”, la cual permite enviar emojis y más. Esta idea y nombre fueron registrados en Estados Unidos por Enrique Bonansea en el 2015.

Según su creador, Apple deliberadamente tomó el nombre Animoji y lo presentó como una idea original, sabiendo que ya estaba registrado por Bonansea. Según el demandante, la compañía ofreció comprarle la marca a esta persona pero este se negó. Según Apple, esta marca no está debidamente registrada por que fue registrada mediante una compañía que ya no existe, no la compañía detrás de la aplicación Animoji.

Esta batalla legal sin duda alguna será interesante, ya que Enrique Bonansea está pidiendo que Apple no pueda usar este nombre en sus products, como también pagos por daños a su marca y a su producto. ¿Qué piensan?