Definitivamente que iFixit ha estado ocupado esta semana probando los productos que fueron presentados la semana pasada en el WWDC 2017 y ahora es el turno del nuevo iPad Pro de 10.5 pulgadas en mostrar que tiene su interior.

No se sorprendan que en esta ocasión (y como casi todo producto de Apple), no se recomiende las reparaciones “de la calle” y el iPad Pro 10.5 pulgadas presentado en el WWDC no es la excepción.

Ganando solamente dos puntos de una escala de 10, el nuevo iPad Pro definitivamente no fue diseñado para ser reparado por alguien que no trabaje con Apple, puesto que el LCD está fusionado con el panel y digitizer, por lo que si tratas de reemplazarlo se romperá uno o los dos.

Otros dos detalles que hacen malo la reparación independiente, es el hecho que la batería está pegada con bastante adhesivo el cual garantiza daño en la coraza, la misma batería o ambas. De hecho, otros de los componentes internos también están con adhesivo.

Para finalizar el punto negativo, es el hecho que el conector de Smart Connector          está soldado directamente al motherboard del equipo y aunque da la ventaja de que aumente su posibilidad de que NUNCA falle, no es reemplazable de necesitarse.

Pero podemos pasar a lo positivo con el hecho que el que esperó un intermedio entre el iPad Pro 12.7” y el de 9.7”, tuvo su espera recompensada, ya que más bien en cuanto especificaciones el nuevo iPad Pro luce más como un hermano menor del 12.7, ya que sus componentes son parecidos internamente.