A pesar que Apple ha tratado por todos los medios de seguir dependiendo menos de Samsung, no lo ha logrado y ahora menos, que el iPhone se apresta a tener una pantalla OLED.

Es muy probable que los iPhone 7s y 7s Plus todavía carguen con LCD personalizados por Apple y el iPhone 8 o el iPhone “iPhone Edition” sea que cargue con la pantalla OLED que muchos están esperando, no sea de parte de Samsung.

No obstante, esto no está deteniendo a la surcoreana de hacer expansiones a sus esfuerzos y su división de pantallas OLED y ya se sabe que se soltará $8.9 billones este año para estar listo a la demanda de Apple para los potenciales iPhone 8s del 2018, donde se espera ya el OLED sea un estándar del iPhone como tal.

Se ha rumorado que tanto LG y Samsung se estarían compartiendo las ordenes de las pantallas OLED, que permiten una nitidez tremenda con adecuada brillantez sin sacrificar la vida de la pantalla y también permite modelos más delgados, una dirección que en Cupertino quieren seguir.

Se cree fuertemente que ya Apple le adelantó un pago de $4.8 billones con lo que se espera que Samsung pueda tener capital para comenzar a los trabajos y se cree que cargarán tanto con las variantes de 4.7 pulgadas y 5.5 pulgadas.