Esta noticia pudiera caerle mal algunas personas que estaban quejándose del viejo método de control de tráfico de data ilimitada de parte de AT&T y una corte ha desestimado una demanda de clase.

Hoy día, saben que AT&T aplica dos requerimientos para que ocurra la odiada reducción de velocidad o el “throttling” y esto pasa cuando hay un uso de más de 22GB y la línea se encuentre a tiempo real en un área de alta congestión de clientela como concierto, tapón, etc.

Pues ese método hubiera sido ideal para años anteriores y AT&T evitarse la furia de varios clientes quienes hasta el año pasado estaban en un esquema totalmente distinto en el cual unidades 3G o 4G ya tenían reducción de velocidad luego de 3GB de utilización, mientras que clientes LTE ya a los 5GB notaban la reducción de su ve3olicdad y había llegado un pleito de clase en contra de AT&T el cual la data ilimitada debe ser sin “limites” y rechazaban el hecho que reducción de velocidad deba considerarse algo justo cuando se ofrece data ilimitada.

La corte dictaminó que los clientes que interesen continuar con algún pleito legal contra AT&T, tienen que hacerlo de manera individual y obviamente que esto los ponen un poco es desventaja ya que se tendría que costear individualmente abogados y honorarios.

AT&T_logo

AT&T no ha emitido un comentario todavía PERO, esto no es la misma demanda que la FTC entabló contra AT&T el 2014, donde la agencia federal está de acuerdo que el “throrttling” no debería ser una práctica no regulada y por su parte la FCC continua de árbitro para todas la proveedoras móviles y que justifiquen porque no debe ser mala práctica el Throttling.

Vía Media Post