Estamos tratando de controlar el flujo de información con el nuevo Nexus 5 de Google y LG ya que Google confirmó este Sábado que algunos afortunados de haber logrado comprar en los casi 40 minutos que estaban disponible las versiones negras de 16GB tendrán que probar su paciencia y aquí un adelanto para que no acaben de explotar.

Según nota un blog británico llamado Clove, las pasadas imágenes son un memo interno de LG en el cuál notifica que equipos Nexus 5 necesitarán un update antes de correr el equipo lo cual nota que Nexus 5 no viene con Android 4.4 – KitKat pre instalado.

En lo personal no es nada nuevo y no me sorprende, de hecho, estoy de acuerdo con una teoría que indica que LG no quería quedarse cortos de Nexus 5 (aunque parece que este año fracasaron también) y la manera más “happy-medium” posible es que algunos sino todos los equipos, tuvieran que llegar con una imagen de Jelly Bean que estuviera programada a no funcionar si no se actualiza a KitKat.

Aunque en las tiras aparece que la actualización a 4.4 – KitKat toma 374.5MB, la experiencia de Clover con un equipo de prueba, resultó solamente en 139.3 MB así que todo va a depender de tu proveedora, radios y opciones regionales que las proveedoras lancen con versiones de Android.