Versión Audio:

Desde que Apple mostró su nueva tarjeta de crédito el pasado mes de marzo en su evento relacionado a sus servicios, sabía que la quería. Me llamó mucho la atención las ofertas que ofrecía Apple como también el hecho de poder tener toda mi información sobre mis compras en una app bien diseñada. Sin embargo, ¿es el Apple Card la tarjeta del futuro? ¿Vale la pena?

¿Cómo funciona?

Para empezar, el Apple Card funciona como cualquier tarjeta de crédito, sin embargo, hay dos formas de usarla: físicamente o digitalmente en Apple Pay. Cada una de estas dos formas ofrece beneficios y diferentes usos.

Físicamente

Uno de los atractivos más grandes del Apple Card es su diseño minimalista y el hecho de que la tarjeta está hecha en titanio. Sin embargo, otro beneficio de la tarjeta física es que no tiene ninguna información que pueda ser robada salvo tu nombre, ya que en la parte trasera no hay ningún número, fecha de expiración ni el código de seguridad. Por tal razón, pagar con ella te da tranquilidad de que nadie anotará esa información. Si quieres acceder a esa información, la podrás encontrar en la aplicación de Wallet. De esta forma, podrás usar la tarjeta para comprar online como por ejemplo en Amazon.

El beneficio de pagar con la tarjeta física es recibir 1% de cash back, pero detallaré más sobre eso en la sección de Cash Back.

Digitalmente (Apple Pay)

Como muchas de las tarjetas de crédito, el Apple Card también vive de forma digital en todos tus equipos de Apple, desde tu iPhone, Apple Watch, MacBook, iPad y más. Esto significa que la puedes usar para hacer pagos en el App Store o en cualquier página o servicio que acepte Apple Pay en la web o en su app (ej. Target). No obstante, también la puedes usar para hacer pagos en tiendas que acepten este método de pago.

El beneficio en este caso es 2% de cash back por cada compra en la que pagues con Apple Pay, ya sea usando tu iPhone o Apple Watch en una tienda como Best Buy o, pagando en la web, App Store, etc. usando Apple Pay.

Cabe recalcar que de forma general la tarjeta no tiene ningún cargo extra como por ejemplo cargos por usarla en el extranjero, cargos por pagar tarde, y otros. No obstante, es una tarjeta de crédito así que si no pagas tu balance te cobrará intereses.

¿Qué tal funciona la aplicación?

Una de mis partes favoritas del Apple Card es su aplicación y el hecho de que no necesito abrir otra aplicación o colocar mi contraseña para ver mi situación financiera, ya que todo vive dentro del app de Wallet. En este app podrás ver tu balance, cómo la has usado semanalmente o mensual, una opción para hacer pagos y abajo, una lista en orden cronológico de tus transacciones.

Un beneficio increíble del Apple Card cuando la usas de forma digital, por ejemplo en un supermercado, es que en el listado de las transacciones podrás ver la dirección en un mapa donde se hizo esa transacción. Con respecto a la transacciones usando la tarjeta física, también sucederá lo mismo. Sin embargo, si usas la tarjeta para pagar online, la información del comerciante quizás no será tan detallada. Lo que me gusta de esta interfaz es que el app coloca logos de las tiendas donde haces las transacciones para que sea aún más visual el proceso de ver dónde estás gastando tu dinero.

Un detalle bien nítido es que la tarjeta, cuando la solicitas por primera vez, es blanca (como la versión física) pero una vez empiezas a gastar, la misma cambiará de color. Los colores que verás serán basados en los colores de las categorías que el propio Apple ha establecido, como por ejemplo amarillo para compras generales, naranja para compras de alimentos, rosa para entretenimiento y más.

Con respecto a los pagos, Apple hizo muy fácil este proceso: te mostrará, en diferentes incrementos, si la cantidad que estás pagando incluye o no intereses. Además, te dirá que hagas pagos parciales durante el mes para que no tengas que pagar una cantidad muy grande al final del periodo de cobro.

Cash Back

Como mencioné anteriormente, el Apple Card ofrece diversos porcentajes de cash back, dependiendo de cómo uses la tarjeta: 1% cuando usas la tarjeta física o el número de la tarjeta; 2% cuando pagas con Apple Pay, en la web o físicamente y, 3% cuando la usas en la tienda de Apple pero creo que este no es tan sorprendente para muchos (UPDATE: Ahora también recibirás 3% en Uber). Algo diferente que tiene el Apple Card es que este cash back es diario. Esto significa que luego de que las transacciones se aprueben, recibirás cada día el cash back de esas transacciones, algo muy diferente a otras tarjetas de crédito que utilizan un sistema de puntos o que tienes que esperar al final del mes para recibir ese cash back.

Ese cash back que recibas llegará a la tarjeta digital de Apple Pay Cash. Desde esa tarjeta lo podrás usar para hacer pagos a la tarjeta de crédito o, pasártelo a tu cuenta de banco.

Conclusión

El Apple Card está muy lejos de ser la tarjeta de crédito con los mejores beneficios si la comparamos con otras como American Express y otras tarjetas de bancos como Chase, Discover, etc. Sin embargo, considero que es una muy buena tarjeta de crédito secundaria si ya tienes una American Express o una tarjeta que te dé otros beneficios. Considero que es una buena tarjeta de crédito ya que te da 2% de cash back en transacciones de Apple Pay pero si vives en un área donde no usas a menudo Apple Pay, el hecho de recibir 1% de cash back quizás no sea tan llamativo, si lo comparamos con otras tarjetas de crédito.

Sin embargo, algo que sí me gusta mucho del Apple Card es la forma en la que manejas las transacciones desde la aplicación de Wallet. Desde aquí podrás tener un vistazo a tu situación financiera, ver con mucho más detalles y facilidad las transacciones que has hecho y dónde las hecho. Además, podrás ver un desglose de tus gastos basados en categorías, para que puedas visualizar con mayor facilidad dónde estás gastando tu dinero. De igual forma, el proceso de pagar la misma es súper fácil y el beneficio de no tener que pagar gastos en el extranjero puede ser un alivio para muchos que estén pensando ir a Europa o a otro país fuera de Estados Unidos o Puerto Rico.

Al igual que muchos productos de Apple, el Apple Card no es la mejor si vemos la competencia, pero la integración entre todos sus servicios y equipos, más el diseño de su aplicación, sin duda alguna le da una ventaja sustancial en el mercado de tarjetas de crédito que cada vez se pone más competitivo.