Estás vez le toca apagar el fuego a Apple, y es que el iPhone 8 le está llegando a algunos usuarios con las pantallas despegadas, sin siquiera haber sido utilizados. Esto según las fuentes, debido a el problema con algunas baterías.

Este reporte sigue otro de algunos usuarios reportando el mismo problema con sus equipos, pero días luego de haberlos utilizado. Apple está al tanto, y dice estar investigando la situación. El detalle aquí es que esto no parece ser un problema aislado, dado que los casos siguen aumentando considerablemente aunque aún no se considera de alarmarse.

Este tipo de falla puede ser corregida en la línea de producción, si en efecto las baterías fueran el problema causante. Puede que haya sido un lote malo, el cual está llevando este grupo de iPhone a sufrir del problema. Lo que si es que Apple debe de investigar rápidamente y evitar que llegue a ser una plaga como lo fue con el Note 7 para Samsung y terminar dejando un mal sabor con este lanzamiento.

Al menos estos no están explotando, por lo que la seguridad de los consumidores no está en riesgo.

Veremos en qué queda todo esto.