Dentro de la temporada de mala publicidad que Uber ha generado a nivel institucional, ahora son provocados también por terceros y es gracias a Unroll.me la más reciente controversia.

Muchos usuarios son los que están que truenan contra Unroll.me y su directiva, luego que se descubriera que la empresa tiene acuerdos con Uber, donde se comparte información.

Lo malo de la información compartida es precisamente emails con las cuales a Unroll.me tiene de acceso como parte de sus servicios con los que le notifica a Uber, cuantos clientes cambian a la competencia.

Luego que la información se publicara originalmente por el New York Times, el CEO de la aplicación y servicio, Jojo Hedaya que se entiende que él no se estaba disculpando, ya que aclaró que el negocio de este y Uber cumplen con los términos y condiciones que se acogen los usuarios que quieran usar los mismos.

Para los que no saben lo sumamente útil que es Unroll.me, es un servicio de manejos de subscripciones de email y en vez de estar hiendo a cada suscripción, la aplicación la cancela por ti mismo y envía cualquier duplicado fuera del inbox.

Personalmente uso Unroll.me, pero admito que no me quedó muy agradable el hecho de que información mía y de muchos usuarios fueron dado sin mucho por hacer para controlar.

Lo cierto es que muchas empresas están buscando manera más ingeniosas de monetizar sus servicios sin depender enteramente de Google y prácticas como estas, aunque antes nunca vistas, están siendo tomados como evidencia de la transformación de cómo convertir tu aplicación como  un negocio y romper con tradiciones.

Demás está decir que el Internet reclama que Unroll.me está en la obligación de borrar toda información de cuentas que se solicita borrar y se presume que esta no es la práctica.