Parece que la cosa va en serio y vuelven los rumores a insistir interés de Sprint y Softbank de comprar a T-Mobile y aunque a la magenta no les está hiendo mal siendo la autoproclamada “UnCarrier”, nunca ha descartado venderse.

Al parecer, hay interés todavía en Softbank de ver cómo pueden comprar a T-Mobile, pero según un analista de la firma UBS, hasta que no termine el proceso de subasta de espectro que tuvo dos intentos luego que no llegaran a la meta, no podrán regresar a la mesa de negociaciones.

A pesar que no descarta ser vendida a un mejor postor, es probable que ya la prisa de T-Mobile no sea la misma que otros años, pero hasta donde se sabe, su matriz Deutsche Telekom todavía le interesa deshacerse de la empresa.

Ya en este punto habría que esperar, aunque hace dos años, sus intenciones nunca fueron oficialmente reconocidos, las empresas se retiraron de la mesa de negociación por el hecho que se había anticipado demasiada objeción de reguladores y ni siquiera la oferta haber sido oficial, pero hay esperanzas que las circunstancias han cambiado y reguladores no vean más lo malo de la posible unión de las proveedoras.