iPhone y la revolución tecnológica

¿La era post-PC ha comenzado?