#MTGA: Make Twitter Great Again

Loading...

Si Facebook cambió nuestras vidas para siempre, parte de sus actuales funciones que nos maravillan, es un pecado capital y castigable no reconocer que fueron tomados por Twitter. Aunque el pájaro azul vino 2 años después de Facebook, la red social puso a sudar a Mark Zuckerberg y su equipo en un momento dado. Hoy día, Twitter es una gigante popular, pero sin aparente rumbo.

No solamente en sus resultados financieros, lamentablemente la tendencia de gente que busca alternativas a Twitter está creciendo (curiosamente, sin renunciar a ella) y de hecho, nadie sabe que pasó que la empresa está actualmente imposibilitado de capitalizar su popularidad y al momento una de cada cinco cosas nuevas que hacen, les explota.

Un poco de historia para empezar

Twitter vino gracias al junte de dos ex Google Biz Stones y Evan Williams, quienes trabajaban en su negocio de podcasting Odeo con Jack Dorsey, un egresado de la Universidad de Nueva York con un concepto de utilizar un servicio de mensajería de texto y que fuera una plataforma donde se quedaran los mensajes y se pudieran entablar conversaciones.

El concepto de Twttr (nombre original porque todavía Twitter.com como dominio era de otra entidad y no del grupo) se conceptualizó con la utilización de Dorsey con el AIM de AOL, el RIM 900 (el beeper que evolucionaría a ser BlackBerry) y el hecho que la mensajería de texto comenzaba a ser más a gusto de la gente y a penas el acceso a la voz ilimitada en el uso de los celulares era todavía un lujo.

De hecho, podemos ir un poco más atrás, pues fue para el año 2000 en California que Jack Dorsey tenía su primer prototipo del servicio, pero pone en suspenso el proyecto, al ver que no estaba generando el interés entre sus amigos.

Luego de graduarse en la Universidad de Nueva York, Dorsey decide traerle la idea a miembros de Odeo con  el énfasis que el servicio tendría de fuerte que la gente pueden simplemente textear 40404 y enviar un mensaje de menos de 140 caracteres (el límite de los mensajes de texto en aquel entonces).

Hace algunos años, Evan Williams había dicho que estaba en un fuerte debate llamar a Twitter o red social o red de microblogging.

Me gusta realmente considerar que Twitter es lo mejor de ambos mundo, puesto que tengo mis amigos que me siguen y ven las cosas que pongo. Adicional, Twitter me ayuda a ser pensante rápido y no tener que hacer un artículo completo de algo que quisiera hablar opinar (celebrar o mal decir).

Luego de ahí y si llevas mínimo 5 años o más en Twitter, sabes que fuiste parte de la historia clásica y actual del pájaro azul y muchos conocimos al #FailWhale, cuando los servidores de Twitter están en máxima capacidad o el #FailBot, que es cuando algo sale extremadamente mal.

Les confieso que ha llovido y tronado desde la última vez que vi a ambos al menos en mi cuenta personal, Esmandau y BBPR.

No hay que discutir que gracias a Twitter, una nueva industria se formó para los que trabajan en mercadeos y telecomunicaciones y es el hecho que es la primera red social que hizo valer la pena y valer DINERO el hecho que muevas conversación y sí, me refiero a los Trending Topics, que ya para el 2008, estaba acaparando a empresas que necesitaban más que simples anuncios de televisión o publicidad estática en el Internet para dejarse ver.

Es obvio mencionar que hoy día la tendencia ha sido tanta que otras redes como Facebook, han tenido que adoptar esta idea que fue fuertemente trabajada por el pájaro azul.

Una de las cosas que considero un hito, es que Twitter fue al par como los usuarios reclamaban estar citando a una persona, amigo o celebridad con las siglas RT o ReTweet, que era para su infancia algo simbólico, más bien que un estándar de la red social.

Para el otoño del 2009, Twitter hace historia en considerar el RT como un estándar de la red social, donde el usuario puede citar a otro usuario de manera oficial y dando la oportunidad a ambos a tener exposición sobre una opinión.

Vine fue el factor de “social” que motivó los videos cortos en otras redes y su descarada caída

Uno de los hitos históricos de Twitter, es contar con su primera gran subsidiaria y lo fue la red social Vine. El pájaro azul compra la red social por la cantidad de $30 millones cuando apenas, Vine tenía solamente 4 meses de vida, ya por su alta aceptación entre la gente y que movía contenido.

La red social era útil y divertida, pues te daba la libertad de grabarte haciendo cualquier cosa que quisieras en 6 segundos. Aunque suene raro hacer historia en 6 segundos, esto catapultó la fama de varios famosos “viners” que se caracterizaron en producciones profesionales, parodias o comedias, música y temas de interés.

Esto por consiguiente, trajo rareza e incesante dudas para cuando Twitter quiso matar el servicio y aunque en el macro, Vine le estaba costando caro a Twitter, es otro clásico ejemplo del porque la popularidad no es igual que el dinero.

Se ha especulado que la mayoría de los famosos “viners” tenían publicidad externa a Vine o en otras palabras, eran famosos por la red sociales pero la misma red NO recibía ningún ingresos y eso muchos analistas lo han tomado que es parte de la razón que Vine era más un gasto que una herramienta para hacer dinero.

El año 2017 comenzó con el fin de entradas de la red social, ahora marcada simplemente como read-only con un futuro incierto y su cliente móvil convertido en un software de cámara para que puedas seguir haciendo los videos de 6 segundos con algunos filtros.

Periscope llegó cuando más Twitter necesitaba un nuevo valor

En otro ejemplo de cómo Twitter capitaliza aguas no exploradas o si lo son, mejoran en todos los sentidos como pasó con Periscope, un servicio de transmisión en vivo por Internet y que Twitter anticipó su gran oportunidad y previno que el servicio iba prácticamente hacerle la vida difícil a Meerkat.

Por esa razón, Twitter aprovechó la oportunidad en haber comprado a la empresa detrás del servicio en el mes de Enero del 2015, unadiferencia de un mes para cumplir su primer año de fundada y tres meses antes de que el cliente de Periscope se lanzara.

La dinámica del servicio era una amistosa tanto para usuarios como para sus servidores, donde el usuario tenía recursos ilimitados a la hora de la duración del video y simplemente se necesitaba una fuerte conexión móvil o Wi-Fi. A la vez, los servidores contaban y guardaban los videos por 24 horas, donde el mismo se volvía inaccesible.

Era obvio que la capacidad de que los servidores guardaran los videos de los usuarios se volvería un aditamento obligatorio y la red cumplió este objetivo hace un año cuando ahora es opcional para el público dejarlo guardado o no, controlando así su privacidad o si la transmisión era un relajo temporal del momento y no como que guardarlo de por vida.

A pesar de tener fuerte competencia con Facebook y con Instagram, una de las grandes cosas que hizo Twitter es integrar las funcionalidades de Periscope dentro de la misma red.

Aunque esto devaluó un poco el tener el cliente, poder invocar el servicio desde la misma aplicación oficial de Twitter es uno de los ejemplos de que el pájaro azul sabe cómo hacer las cosas y fue una de las más bienvenidas movidas en tiempo recientes y que manera de haber cerrado el año 2016 cuando esto fue oficial.

¿Qué entiendo necesita Twitter para ser grandioso de nuevo?

Me gustaría comenzar con lo más obvio y me alegra que Jack Dorsey se diera a la tarea de escuchar a los usuarios a finales del año pasado.

Loading...

No hay cosa más importante para cualquier empresa que dé a demostrar que está escuchando a sus usuarios, particularmente los más fieles. Aunque algunos tomaron esa movida como algo un poco desesperante, yo la encontré bastante amistoso para los rumores de que Dorsey de hoy, no es el entusiasta joven de hace 17 años.

Entre las cosas que en aquel entonces resonó mucho, es el hecho de que los tuíts se puedan modificar.

Algunos afirman que esto sería un poco trabajoso técnicamente hablando, de hecho, el mismo Dorsey afirma que habría que considerar cosas como un facilitador para que el usuario pueda buscar más humanamente dentro del historial de sus tuíts, pero, cualquier edición tiene que estar marcada en el tuít.

En cuanto al contador de edición, me parece bastante justo, tomando en cuenta que las redes sociales son como las conversaciones telefónicas, si haces algo mal o dices l que no debiste decir, debes merecer tu castigo.

Siguiendo con el tema de escuchar a los seguidores, debo enfatizar que Twitter NECESITA evitar la actitud de Facebook. Que cuando a Mark Zuckerberg o alguien de poder en Facebook se levanta y dice quiero hacer “este cambio”, se implementa y lo más que hacen es hacer un blog justificando porqué se tiene que hacer, en vez de preguntar “¿quieres esto y vas a escuchar las razones por la cual lo hago?”.

Yo siempre fui de los que pensó, que a pesar que MySpace bajo News Corp estaba en decadencia, lo que le dio vida más allá de lo que muchos esperaban fue el hecho que MySpace no obligó a nadie en abandonar aplicaciones o juegos o mi función favorita Profile. Recuerdo esa fiebre de uno modificar su perfíl con simplemente conocimientos de CSS/HTML y mas BELLO era la proliferación de generadores con tanta facilidad, que cualquiera se podía reclamar ser diseñador de Web.

Poco después de la merma de la fiebre de MySpace, llegó el Profile 2.0 y que era el preferido por sus entonces nuevos dueños que la gente se moviera y aunque 2.0 permitía personalización, minimiza muchas cosas que se podía hacer en 1.0.

PERO lo importante de la anécdota es que Profile 1.0 lo pude mantener (y no-gracias Justin Timberlake) hasta el final y nunca hubo un mensaje invasivo que “tienes que moverte” ni nada por el estilo. Excepto que el que aceptara VOLUNTARIAMENTE moverse, perdía la capacidad de contar con Profile 1.0. Pero de nuevo, NO FUE OBLIGATORIO hasta el “reboot” de MySpace de hoy en día.

Twitter necesita evitar A TODA COSTA en forzar cosas que puedan dañar el concepto de ser un Microblogging, respetado por muchos y en una perspectiva más directa, hacer enojar a sus usuarios.

Sonará un poco elitista, pero otra de las mejoras, sería retractar algo en su API para aplicaciones de terceros y sus clientes nativos y es el hecho que se vuelva a permitir ver que cliente está usando los usuarios.

En Septiembre serán ya cinco años desde que muchos descubrimos que el API no estará mostrando de donde la gente hace sus tuíts y aunque esto no está del todo deshabilitado, Twitter realmente se ha encargado que muchos desarrolladores lo olviden. Pero los que pagamos clientes de terceros no.

Siempre motive en hacer encuestas desde aquel entonces, de que si ya perdió “el caché” el hecho que tengas que pagar una aplicación profesional para usar una red social gratis y naturalmente, la tendencia es que sí, pagar $5 para usar Fenix, TweetCaster o en casos extremos como Tweetbot, $10 para el cliente de macOS y otros $10 si quieres la misma y mejor experiencia en iOS, creo que se nos da un poco de justicia y vuelve a ser llamativo.

Otra parte, bajarle el tono al lado social estaría bueno y el problema de tener notificaciones activas y con Push Notifications prácticamente sin controles hábiles para el usuario, es fuerte que me interrumpan en el trabajo porque X cantidades de personas están dando RT a un GIF estúpido y uno que se asusta por si pasó algo.

Aunque ya Twitter ha minimizado el descontrol yo diría que el algoritmo debería tener mayor constancia del contenido antes de decir que es algo que deba ser notificado, simplemente porque sea Trending Topic.

Adicional y aquí esto en pro de los desarrolladores, una queja DE AÑOS ha sido lo ridículo y restrictivo que es el token para que una aplicación permita a sus usuarios acceder a Twitter.

Para los que no entendieron, un cliente de tercero de Twitter, tiene hasta X cantidad de permisos para que sus usuarios accedan a la red social. Casos como Fenix, Falcon y otros populares clientes de Twitter, se han visto en la necesidad de retirar sus aplicaciones momentáneamente en lo que los tokens son reestablecidos, porque NO permite registrar nuevos usuarios.

El otro problema que provoca es que la gente se cree que es culpa del desarrollador, se quejan en iTunes o en el Google Play Store y rápidamente esto resulta en negatividad y por ende, Apple y Google pueden levantar bandera contigo de que tu aplicación sea ilegal.

En el pasado, Twitter implícitamente ha justificado tener límites en los tokens para manera de control y seguridad. Pero muchos sabemos que esto se trata de tener el 100% de control y que las aplicaciones sigan la línea. Se sabe que Twitter trata de seguir las estrategias escondidas de Facebook donde hacer un cliente de tercero no es del todo divertido, pero ha habido una fuerte resistencia en ello.

Aunque estoy de acuerdo del lado de seguridad, creo que un leve incremento de los límites al Token, previene desastres que pueden hasta motivar a los usuarios de irse.

Otra queja entre tanto usuarios power users y desarrolladores, es el hecho que Twitter ha tomado la mala costumbre desde que se volvieron “un poco más corporativos” en tratar de atraer la atención en métricas o “metas” que solamente a la gerencia le importa.

Con esto debo traer que Twitter NECESITA URGENTEMENTE reestablecer comunicación con sus mismos desarrolladores.

Una breve pausa para compartir este video que me sentí tan identificado cuando lo ví por primera vez, pero para nada paró mi fiebre de Twitter y ya llevaba un año en la red social para cuando se publicaba originalmente

Como ya he planteado, Twitter quiere que se favorezca más sus productos y clientes nativos sobre terceros, pero lamentablemente, el uso de aplicaciones de tercero es lo que le permite ser lo que son, una red social popular, que simplemente está teniendo problemas en monetizar su experiencia.

Finalmente y aquí sé que no encontraré mucho apoyo, pero creo que debemos y merecemos tener una nueva versión en PC de Tweetdeck.

CoreBird en Linux y Tweetbot en macOS hacen de verdad que uno no tenga que entrar al web browser A NADA si lo que quieres es vacilar y ver que hay en Twitter y créanme que yo PUEDO ESTAR HORAS Y HORAS revisando hasta 800 tuíts que se hayan publicado en las pasadas cinco horas como un ejemplo a mi experiencia.

No ha que negar que gente que maneja múltiples cuentas, ya sean personales (sí, conozco par de gente) o que manejas Social Media para una empresa,  le es más útil un cliente con 100% de control y directo de tu computadora que estar navegando en App A, App B y tu Smartphone y finalmente tu Tablet.

Esto sería una grandiosa oportunidad, puesto que Tweetdeck en web nada más, aunque lo uso pesadamente también, ha sido más para mí un proxy en conexiones privadas donde Twitter.com está restringido, más que un uso pesado.

Jesús J. Nieves-Padilla
Amante de la Tecnología, Blogging, Música y del Vacilón. Fanático de Linux, Ingeniero, Critico Tecnológico, Humano. "Tantas cosas por las que la gente trolea y a sabiendas que la vida es una, prefiero dejarlos como locos."