En lo que pudiera ser un legítimo desquite contra Apple, la manufacturera Qualcomm pudiera convenirle estar en disputa de Apple si es que se quiere hacer daño.

En ingles, la palabra “leverage” puede resonar fuerte en cuanto a que si estas en disputa con alguien, es tu mejor aliado y al parecer, Qualcomm quiere darle una lección a Apple que no pueden hacer las cosas a su manera.

Se cree fuertemente que el iPhone 8 no estará soportando velocidades gigabits, mientras que ya las principales proveedoras garantizaron que se supone que las redes estén soportándola y si todo tiene una primera vez en la vida, no es “manía” ni “pantalones grandes” de Apple no necesariamente acoger a lo que dicta el mercado.

Todo lo contrario, al parecer Qualcomm, quien todavía diseña los módems LTE de los Smartphone de Apple con componentes de Intel, está denegándose a trabajar nueva tecnología con Apple por el obvio lio legal que ambas mantienen, donde Apple acusa a Qualcomm de abusar de su posición en el mercado de procesadores y semiconductores.

LA demanda vino poco después que la FTC oficialmente acusara a la manufacturera de usar técnicas de monopolio para tener su liderazgo en el mercado.

Se cree fuertemente que Apple utilizará componentes de Intel y a menos que la empresa tenga algo debajo de la manga, se sabe hasta ahora que los módems de Intel no soportan conexiones de gigabit, así que se repite la historia con el 3G, 4G LTE respectivamente, donde el iPhone pudo haber llegado a 3G en su primer equipo y no fue así.

También en el lado de LTE, el iPhone no fue hasta el iPhone 5 que soportaba conexiones 4G LTE, mientras la empresa decidió no aplicarlo en el iPhone 4s.