Sigue saliendo cosas que se supone sean ultra secretas. En esta ocasión, la CIA es la que no sale bien parada en torno a hackeos de routers y señales Wi-Fi o esto según afirma documentos filtrados por WikiLeaks.

Recientemente, WikiLeaks la ha emprendido contra el Engineering Development Group, el aparente grupo de hackers que la CIA tiene y que tienen el poder de hacer cosas que generalmente se ve en televisión.

Ahora, una documentación filtrada que vio la luz publica esta semana, ha evidenciado que se hackea desde hace años routers o introduciéndose en señales Wi-Fi con el aparente propósito de redirecciones de enlaces, muestro de actividad de Internet, filtración de softwares y entre otros actos.

Como todas herramientas, la más que se menciona es una llamada CherryBlossom, el cual tiene la capacidad de ver la agenda de la computadora conectada en una red “trampa” y puede registrar emails y números de teléfonos.

Entre routers que eran generalmente hackeados incluían los fabricados por Asus, Belkin, Buffalo, Dell, Dlink, Linksys, Motorola, Netgear, Senao y US Robotics, donde una vez se hackean, la vigilancia secreta ocurre sin mucho que hacer por el usuario (si es que lo descubre).

Aunque no debe ser de sorpresa para muchos, cuando se tratan de agencias de seguridad nacional, pero lo bueno de estas filtraciones es que las empresas mencionadas (y las no mencionadas) deben ahora practicar mejor seguridad en los firmwares de sus routers.