Parece que no habrá fin a las “hostilidades” entre Apple y Qualcomm a la vez que ahora Apple ha tomado su turno para la ofensiva.

En esta ocasión, Apple acusa a Qualcomm y su modelo de negocio, donde la manufacturera de chips y semi conductores se ampara en cobra doble cuota. Siendo la primera por la licencia de patentes en sí y otra por la utilización física de un componente, ya sea un chip u cualquier otro elemento de un diseño.

Apple también denuncia que es invalido un modelo de negocio que Qualcomm tiene, donde quiere cobrarle a la gigante de Cupertino una cuota por iPhone que incluya algún chip de Qualcomm, bajo las pasadas premisas mencionadas.

De hecho, la creadora de iPhone y las computadoras Mac, hizo referencia a un caso anterior de Qualcomm y la manufacturera Lexmark, donde a Lexmark se le honró una sola cuota y no doble como lo que Qualcomm quiere volver en acordar con Apple.

Se ha sugerido que ya esto se veía venir por el hecho que un socio de Qualcomm fue investigado por reguladores de Corea Del Sur y que Apple no hizo nada para prevenirlo, al contrario, coopero en la investigación que afectaba también a la empresa y eso se considera una violación de contrato. Pero, naturalmente Apple deniega que una cosa tenga que ver con la otra.

Apple había ya indicado que por esa situación, Qualcomm no reembolsó casi $1 billón en rebate que le tocaba a la empresa.

La demanda de Apple acusando a Qualcomm de negocio desleal viene a raíz de que la FTC hiciera su propia demanda argumentando que las movidas para hacer a Qualcomm líder en su mercado no fueron las más adecuada y esto explotó en una saga que pudiera llevarse de por medio al iPhone 8 de resultar que Apple no encuentre alternativas de agregar modem con capacidad de gigabit al equipo este año.