Mientras Amazon disfruta de muchas maneras de hacer ingresos y no depender enteramente de su tienda y de AWS, hay algunos servicios que la empresa se ha visto en la necesidad de reformar.

Evidentemente, mantener servidores para almacenamiento ya no es un negocio lucrativo para algunos y poco después que Microsoft abandonara la tarifa ilimitada de su servicio OneDrive, Amazon es la nueva empresa que elimina el suyo para el servicio Cloud Drive.

Ahora, la tarifa de $60 albergará 1TB iniciales y si el usuario lo necesita, puede complementar con $30 de 1TB adicional, hasta un máximo de 30TB y ha arrancado desde el día de ayer.

Para los que seguimos en el plan de Amazon Prime, tenemos todavía la opción ilimitada de Photos (quienes activaron la promoción) y hasta 10GB incluidos dentro de nuestra cuenta (quienes acogieron el beneficio ofrecido hace algún tiempo).

Mientras para los que todavía no se han acogido, los planes Prime de ahora en adelante, comenzarán desde $12 por año para 100GB de almacenaje con la opción siguiente que es el plan de 1TB. Los nuevos clientes que se inscriban en Amazon Drive obtendrán 5 GB de almacenamiento de forma gratuita y los clientes de Amazon Prime que se subscriban mantendrán almacenamiento ilimitado de fotos junto con los 5 GB de almacenamiento no fotográfico.