Evidentemente, puedo contar con las manos, las veces que los Smartphone Xperia de Sony han necesitado de las distintas proveedoras móviles, desde que la japonesa dejó ir a Ericsson para desarrollar su propia marca de Smartphone.

Están los equipos gama alta y esta una categoría que es la que aparentemente Sony ha estado atacando por los últimos años, que es el Premium Standard o más bien los equipos económicos con especificaciones de alta gama.

En esta categoría cae el Xperia X y el Xperia X Compact, equipos que no son necesariamente caros, para tener configuraciones que esperarías de un Android líder y sí, si estabas pensando que el factor venta es un punto que pesa en la decisión, pues estás en lo correcto.

Las ventas no han sido nada para celebrar puesto que en Japón, los equipos de esta categoría se quedaron a un 85% de la meta de ventas y mientas, que internacionalmente apenas rozan el 40% de las metas trazadas.

De hecho, se ha escuchado que Sony ya se lo adelantó a sus inversionistas, donde los equipos gama altas y los gama baja será el enfoque ahora.

A pesar de ser uno de los mercados débiles de la empresa fuera de sus subsidiarias, Playstation y su negocio de sensores de cámaras, la empresa sigue apostando fuertemente con vender Smartphone con sistema operativo Android, los cuales ha dejado un balance de buenos equipos con algunos tropiezos con conceptos que no dieron con su propósito.