En una movida que busca atentar con la privacidad de los consumidores, el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha hecho ley una medida que le permitirá a las compañías que venden servicio de internet, vender tu información privada como tu actividad en la web y más. Durante la administración de Obama, se trabajó una medida para evitar esto pero esta semana la misma fue cambiada para favorecer los intereses de estas compañías.

De ahora en adelante, las compañías que proveen internet tienen la pista abierta para hacer con tu información lo que quieran: venderla, compartarirla, usarla, en fin, lo que quieran sin pedir tu permiso, lo que atenta contra tu privacidad. Durante años, estas compañías han querido hacer esto, para que se les permita funcionar como Facebook y Google, las cuales pueden usar tu información y tu actividad en la web para proveer publicidad individualizada, basada en tus gustos.

Sin embargo, este es un argumento erróneo ya que las compañías que ofrecen internet tienen acceso a todo lo que haces en la web, mientras que Google solo tiene acceso a tu información si usas sus servicios. Lo mismo aplica a Facebook, Facebook no puede hacer nada con tu información si no usas sus servicios. No obstante, estas compañías ofrecen servicios bien útiles de forma gratuita, ya que solo piden tu información.

En el caso de las proveedoras de servicio de internet, las mismas solo te están dando acceso al internet, si pagas, y no te dan un beneficio extra si usan tu información. Este cambio no permitirá que se vende información que te pueda identificar fácilmente, pero sí permitirá que las compañías -que reciben tu dinero para darte acceso al internet- puedan colocar anuncios basados en tus intereses -sin tu permiso-, lo cual le generará más ganancias para estas.