Una de las incógnitas que ha quedado la pasar los años desde el cierre sorpresivo de Megaupload es sobre que ha ocurrido con gran parte de la data obtenida. Aunque ha habido confirmaciones que muchos datos fueron borrados, al parecer, no todos.

Todavía existen datos y disco duros de los servidores de Megaupload como una agradable sorpresa a los que hemos perdido un poco de tracking con los eventos de la RIAA y la MPAA que signe el pleito legal y que se busca la extradición de su creador Kim Dotcom.

Pero no celebren mucho porque la revelación de estos detalles precisamente es parte de la industria del entretenimiento, donde solicitaron proteger al menos 16 disco duros que se saben están sufriendo los estragos del tiempo y que ya hay datos que se están volviendo difíciles de leer.

LA razón, naturalmente, la evidencia en contra de Megaupload y en contra de sus directivos el cual está pendiente con procesos legales y la solicitud legal fue basada en la advertencia de la firma tecnológica Cogen, quien ya estaba advirtiendo que el falto de uso de los disco duros estaba haciéndolos vulnerables por el pasar del tiempo y desgaste.

El equipo legal de Megaupload había solicitado sin éxito cooperar directamente con la restauración de cualquier dato comprometido y la corte le prohibió al acceso de sus datos y que simplemente se quedaran como “observadores”.