Hasta el año pasado la Comisión Federal de Telecomunicaciones daba a entender que estaba por velar los intereses del consumidor en todo electrónico o servicios que estuvieran bajo su sombrilla. Pero la FCC de hoy día al parecer entiende que el futuro de la infraestructura recae en las compañías y que no hay porqué intervenir en sus negocios.

Como parte de su conferencia en el Mobile World Congress en el día de ayer, a parte de declarar que la Neutralidad de la Red es un “error” que hay que corregir, Ajit Pai dio a entender que vienen a limpiar la FCC de reglamentos que restringen a compañías que proveen servicios.

Pai entiende que la clave para lograr el futuro con 5G es establecer reglas que maximicen la inversión en banda ancha. Porque si la agencia no lo permite, el precio podría ser alto.

Después de todo, las redes no tienen que ser construidas. El capital no tiene que gastarse en el sector de las comunicaciones. Y el gobierno ha hecho más difícil hacer negocios para el despliegue, y con esto, es menos probable que los proveedores de banda ancha grandes y pequeños invertirán los miles de millones de dólares necesarios para conectar a los consumidores.

En otras palabras, visualiza que la FCC estará rindiendo varias de su regulaciones para ser una más amigable para empresas que se dedican a proveer servicios de telecomunicaciones y reclama que hace dos años, los Estados Unidos intervino demasiado en los negocios de empresas al punto que afectó la innovación y retórica de tiempos pasados.

Se espera que no haya PARA NADA objeciones de Pai seguir en esta dirección, así que seguimos a la merced de las empresas móvil, cualquier futuro ofrecimiento de cara a que la vida estará integrada al Internet Of Things, equipos conectados y otros renglones del mercado que dependerán más que nunca del Internet.