Saber el nivel de transparencia de una empresa no es nada más saber métodos de manufactura de productos, que tan eco amigable es y si sus procesos burocráticos están en ley. Cuentan también saber cuántas mujeres y hombres cuenta una empresa, si hay muchas personas blanca, negra, extranjeras, miembros de la comunidad LGBT, etc.

Ha sido impresionante la cantidad de empresas que no han esperado tener grupos pro comunidad estar cuestionando para aplicar voluntariamente reportes público y algunos accionistas de Apple esperaban que pasara lo mismo.

Los accionistas de Tony Maldonado y Zevin Asset Management intentaron infructuosamente y por segunda vez convencer a sus colegas a aprobar una solicitud donde Apple estaría obligado a que la empresa sea más diversa, ya que entienden que las movidas propuestas por Tim Cook (quien hace tiempo admitió que era homosexual) no son lo suficientemente rápida.

Lo malo para los accionistas es que existe un reglamento donde él puede traer la propuesta el año que viene si hubiera perdido con más de 6% de los votos a favor de la propuesta, pero lamentablemente el “no” fue uno bastante rotundo y no será hasta dentro de 3 años donde esta u otra propuesta similar pueda ser traída a la mesa.

Se había justificado traer la moción de nuevo pues ahora mismo se ve en la alta gerencia de Apple una desproporción grande de personas blancas versus de otro color, siendo el 82% de la alta gerencia.

Contrario a lo que piensan Zevin y Maldonado, gente dentro de Apple afirman que contrario a lo que se buscaba de haberse aprobado la propuesta, retractaría los esfuerzos de la gigante de Cupertino ha realizado y que la empresa ha hecho esfuerzos para mejorar sus procesos de contrataciones y evitar los prejuicios conocidos en una empleomanía.