Aunque no es tan grave la indemnización, pero muchos esperaban que Facebook saliera airoso de la demanda de parte de la empresa ZeniMax, quien demandaba a que la contratación de Palmer Luckey y la compra de su empresa Oculus de parte de la red social se condicionó con la revelación de secretos que Luckey no estaba autorizado a revelar.

Un cantazo de $500 millones es lo que a Facebook le tocará indemnizar a ZeniMax luego que una corte de Texas fallara a favor de la empresa y al menos se llevaron la victoria, pues la empresa quería no menos de $4 billones.

Aunque esto sea el equivalente de quinientos dolares para Facebook, lamentablemente, ZeniMax logró convencer al jurado de que Facebook influenció en el que se le revelaran secretos que eran entre Oculus y ZeniMax para maximizar y dar por “interesados” en la unión entre las empresas, algo que el propio Mark Zuckerberg negó en corte y afirmo que esto es una nueva modalidad de demandar por revelar secretos y que no hubo el conocimiento de tal acuerdo.

Representantes legales de la red social afirmaron sentirse insatisfechos y decepcionados con algunos elementos en el resultado del juicio y posiblemente una apelación esté ya en una fuerte consideración.