Evidentemente no hay muchas caras contentas ni en el gobierno federal ni los clientes de Cellebrite, una compañía notoria por ser legalmente una empresa dedicada al hackeo de equipos y plataformas. ¿La razón? Que recibieron una cucharada de su propia medicina.

La empresa Cellebrite, la que estuvo detrás del famoso iPhone de Syed Rizwan Farook que Apple estuvo hasta lo último negándose a hacker en favor del Departamento de Justicia para su caso en contra de la masacre de San Bernardino fue noticia esta semana también.

Y es que Cellebrite confirmó y dejó notificado a sus clientes que fueron víctimas de hackers quienes tuvieron acceso a información de clientes.

La compañía emitió un comunicado en su sitio web confirmando el acceso no autorizados de los datos que se guardan y confirmaron que una investigación está en marcha.

El comunicado de prensa afirma que la información robada es de una base de datos de cuenta antigua e incluye información de contacto básica de algunos usuarios y contraseñas tapadas de aquellos que aún no han migrado al sistema más reciente.

La compañía está actualmente en contacto con los clientes afectados, pero aun así aconseja a todos los usuarios a cambiar sus contraseñas como una precaución y esto naturalmente incluye gobiernos como el de Estados Unidos.

Mientras se redacta esto, ningún grupo conocidos de hackers se han atribuido a esta intrusión que definitivamente deja mal parado a la empresa.