A pesar que todavía estamos en la espera del lanzamiento de Nintendo Switch, la japonesa Nintendo de igual manera depende de sus productos actuales. Ahora, veremos cómo le ha ido con el Wii U, notando que estamos ya en su ciclo final.

Esta semana Nintendo publicó sus resultados del tercer trimestre del año fiscal 2017 con sorpresas y no sorpresas, y empezamos con ingresos reportados de 174.3 billones yenes o $1.5 billones con ganancias netas de 49.110 billones de yenes o $432 millones.

Evidentemente el héroe para las métricas de la japonesa fue en el área de software con 27.55 millones de juegos vendidos con un histórico de 320 millones para el 3DS siendo sin mayores sorpresas, Pokémon Sun & Moon el protagonista y mientras, Super Mario Maker fue quien sacó la cara por el Wii U.

En el área de hardware, la empresa logró 200,000 consolas Wii U vendidas en el trimestre, subiendo al global histórico de ventas a 13.56 millones y respectivamente para el Nintendo 3DS con 3.73 millones de unidades vendidas en el trimestre y desde si lanzamiento, ya hay 65.3 millones de unidades vendidas.