En el día de ayer, el Presidente Electo de Los Estados Unidos, Donald Trump, continuó con su proceso de transición y en esta ocasión atendió a varios miembros de la industria tecnológica de Estados Unidos y este es un resumen de lo que públicamente se sabe que se discutió.

Donald Trump recibió en su Trump Tower en Nueva York con varios miembros claves de las empresas que dictan el estándar de la tecnología y el desarrollo en áreas relacionadas en la nación y entre los que asistieron se encuentran:

  • Tim Cook, CEO de Apple
  • Larry Page, CEO de Alphabet
  • Jeff Bezos, CEO de Amazon
  • Eric Schmidt, Jefe de la Junta Directiva de Alphabet
  • Sheryl Sandberg, el oficial operacional de Facebook
  • Satya Nadella, CEO de Microsoft
  • Ginni Rometti, CEO de IBM
  • Safra Catz, co-CEO de Oracle
  • Brian Krzanich, CEO de Intel
  • Chuck Robbins, CEO de Cisco

Atendiendo y moderando la reunión, se encontraban los tres hijos de Donald Trump, quienes han estado entrevistando a personas prospecto para el gabinete de su padre y el Vice-Presidente electo y el brazo derecho de Trump, Mike Pence y el co-fundador Paypal y principal donante de Trump, Peter Thiel.

En resumen, Trump dijo que su administración permitiría el libre flujo de bienes entre los países socios de la nación y está interesado en hacer acuerdos comerciales justos. Trump aseguró que será muchos más fácil hacer comercio en el exterior y que hay muchas restricciones, muchos problemas y cree que ellos como representantes de la fuerza tecnológica de Estados Unidos, deben dejarle saber que son exactamente las soluciones para este problema.

Trump resaltó también que el canal de comunicación entre las tecnológicas y él es directo y que no hay “una cadena de mando”o jerarquía de la comunicación o en otras palabras, Trump estará al pendiente.

Entre otros de los temas de agenda, estuvo latente el tema de trabajos y la fuerza laboral de la nación y al parecer, ese fue el enfoque de Trump, a pesar que la reunión no contaba con una agenda oficial, pero el tema sigue con una relación entre las extensiones internacionales que las empresas tecnológicas puedan tener y sobre-todo el tema de las contribuciones corporativas y ofreció (como era de esperarse) la oportunidad de estudiar alivios contributivos si muchos de las actividades de las empresas pudieran realizarse localmente y minimizar la necesidad del outsourciing, especialmente si es internacional.

Sorpresivamente, no han habido reacciones conocidas públicamente puesto que los mismos ejecutivos lo han decidido así, no hacer mucho alboroto en esta reunión, a pesar que en el pasado, Trump fue muy negativo en cuanto a temas como la encripción de datos y el derecho que el consumidor tiene de activarlo parar proteger su información.