La FCC había dicho en el pasado que no entienden que sea adecuado y que incluso, pudiera considerarse una competencia desleal el hecho que empresas como AT&T o Verizon no cuenten sus respectivos servicios DIRECTV y FreeBee con conteos de datos si no lo harán con otros servicios.

Y la respuesta vino individualmente de las empresas y comencemos con lo que AT&T respondió a la FCC y es que la dueña de DIRECTV y actual comprador de Time Warner entiende que si la FCC interviene, negaría a los consumidores un servicio que valoran, elevan los precios, reducen el consumo y frenan el potencial disruptivo, todo ello en nombre de preservar los márgenes de ganancia para los rivales individuales de AT&T.

Por su parte, Verizon fue más en la actitud de “ellos también lo hacen” con el hecho que es similar al modelo de televisión de transmisión por aire, donde los anunciantes recogen los gastos e igual con los periódicos, donde la mayor parte de los costos están cubiertos por los anunciantes.

No se prevé que haya algún seguimiento de gran importante de parte de la FCC en este asunto puesto que Tom Wheeler se retira de la agencia el próximo mes y los actuales defensores del Reglamento de la Neutralidad de la Red aprobada en 2015 tiene las posibilidades de revalidar en la administración Trump casi nula.