Pues a punto de celebrarse el segundo aniversario de la aceptación al reforzamiento de la neutralidad de la red, siguen habiendo sus interpretaciones y como empresas han hecho malabares para no verse afectado en su negocio de proveer Internet y recientemente, un caso de estudio interesante ha resultado AT&T y DIRECTV.

En un aparte con la prensa, AT&T respondió al llamado de la FCC en que las empresas no deben desvincularse de las reglas de la neutralidad de la red por otorgar la oportunidad de que X o Y servicio no se cuente como uso de datos, indicando que el que se beneficia del concepto es el consumidor.

Mientras Sprint y T-Mobile han estado al ojo público gracias a “watch dogs” quienes afirman que sus planes “Premium” de data ilimitada no está en acorde con la neutralidad de la red por entre otras cosas, quitarle opciones libres al consumidor y escoger ganadores dentro de sus redes.

AT&T por su parte, sus prácticas no han sido al momento objetadas porque la empre técnicamente no está escogiendo ganadores y trata a todos por igual, pero lo que ha llamado la atención es el hecho que en Estados Unidos, la utilidad de su red móvil con DIRECTV no cuenta tampoco como impacto a la data y uno asumiría que AT&T también se pasa el reglamento por donde no le da el sol.

Pero aquí nuevamente el tiempo y la vida se ha liado con AT&T donde prácticamente DIRECTV ser una marca de ellos, les permite prácticamente hacer eso y no se debe interpretar que están violando los reglamento de la red ya que se está favoreciendo a ella misma.

Desde hace tiempo se ha esperado que la FCC emita una opinión formal para confirmar que esta práctica en particular debe considerarse una violación o no al reglamento de la neutralidad de la red, aun así sean servicios de la misma proveedora.

Para los que no recuerden, una ocasión AT&T estuvo bajo fuego por el concepto de Sponsored Data, donde explícitamente si AT&T estaba cogiendo favoritismo y aunque en la aplicación MyAT&T sale las métricas, la empresa nunca uso de lleno el servicio.