Para los que esperen con ansias la secuela al afamado éxito taquillero de Fox y Marvel, Deadpool 2, al parecer pudieran venir retrasos con el retiro de su director.

Aparentemente, no es cómodo trabajar con Ryan Reynolds, el actor que encarna al “Mercenario con boca”, según fuente allegadas al director Tim Miller y esta fuera la razón por la cuál renunciara como director de la película.

Aunque no se llegó a discusiones fuertes o que hubieron careos según las fuentes, la salida fue una amistosa y se limita a simplemente a diferencias creativas y al parecer fueron suficientes para que Miller se sintiera en la necesidad de no continuar como el director de la película.

Suena un poco fuerte, puesto que es el mismo Miller quien dirigió la primera película y que devolvió la noción que se puede hacer películas clasificadas R que resulten ser exitosas y que de hecho, se rumora fuertemente que fue tanto el éxito de Deadpool que provocó cambios de último momento para Suicide Squad de DC antes de su estreno en verano y que la trama de “Logan” como tercera película de Wolverine, pronto a estrenarse, fuera escrita para que pueda ser clasificada de PG-13 a R.