Pues ha generado interés y curiosidad el hecho que AT&T le ganó a Apple el lograr que Time Warner se inclinara a dejarse comprar de la empresa telefónica y ahora, surgen unos detalles que hasta la semana pasada era desconocido.

Por más billones quien haga Apple, realmente una carga económica hubiera sido inevitable si la gigante de Cupertino hubiera logrado el cariño de parte de los ejecutivos de la conglomerada de entretenimiento Time Warner. Por ello un banco socio de Apple estaba haciendo movidas para motivar que se diera una oferta.

Reportes de prensa afirman que la firma financiera Goldman Sachs intentó buscar capital para ayudar a la empresa contar con dinero para que no tuvieran que usar su cash y al ver que las negociaciones no avanzaban, se recurrió a lo que en finanzas se conoce como “Dialing For Dollars”, donde Goldam Sachs trató de buscar inversionistas para Apple con otros bancos.

Siempre se había escuchado que Comcast tenia a Apple de competidor en cuanto la compra a Time Warner se refiere e incluso, se llegó a escuchar de una oferta de más de 3 billones de dólares, pero hace poco más de una semana vimos como la historia favoreció a AT&T.

No es extraño escuchar que Apple pueda buscar negociaciones aparte ya que lo que Sony ha logrado con el Playstation Vue y lo que AT&T estará haciendo con DIRECTV el próximo mes, era lo que exactamente quería con la nueva generación del Apple TV y tener su propio servicios de TV por Internet a base de suscripción.

La movida se entiende que la gigante de Cupertino no está avanzando con las negociaciones con las televisoras y ser prácticamente dueña de contenidos o comprar a una empresa como Time Warner, daría ese acceso que la empresa tanto desea para poder finalmente implementar su servicio.

Lo último que se ha sabido es que las televisoras siguen insatisfechas de los beneficios que se ofrece si se accede a las exigencias de Apple y quieren que se modifique las ganancias que les tocaría pues Apple quiere controles de series, contenido exclusivo y ser selectivos a evitar publicidad.