Se que pensarán muchos leyendo este título, que tomo simplemente la necesidad de complacer y dejarse llevar 100% de Google para crear impresiones con un equipo suyo pero que no puede mercadear abiertamente como suyo y juzgue usted luego del desarme del Google Pixel.

A pesar que el Google Pixel se está promocionando bajo la campaña #madebygoogle, no quita que Google siguió con el mismo plan de su antigua marca Nexus, pero en esta ocasión, la gigante de Internet tuvo el 100% control del diseño y simplemente delegó la manufactura a HTC.

Pero los colegas de iFixit estuvieron la semana pasada entretenidos desarmando la variante de 5.5 pulgadas o simplemente el Google Pixel XL, que se espera tenga lo mismo que incluye el original de 5 pulgadas y que curiosamente, es una pantalla OLED fabricado por Samsung, pero aquí empezó los puntos negativos del desarme, ya que se encontró problemas en evitar dañar la pantalla al separarla de su cuerpo.

Lo que sí impresionó es que estas alturas, un diseño modular no parece ser un pecado para HTC ni para Google lo cual fue lo que llevó a subir las expectativas de que subiera la escala donde un equipo se considere reparable según las métricas de iFixit.

Como era de esperarse, fue inevitable que solo la batería cargara con el logo de HTC, pero en todo lo demás, el diseño parece el más adecuado para considerar un 6 de una escala de 10 y sería más si no fuera por el hecho de la pantalla y que (entendemos que fue a propósito) que el frame de por medio entre la pantalla y cuerpo se diseñara demasiado de ajustado con el board y la pantalla.

Como todo Smartphone y considerando el costo, solo disfruta el video y la guía, pero por nada del mundo intentes hacer esto en casa.