Esta semana es donde Apple le tocó anunciar a sus inversionistas, como cerró el año fiscal del 2016 y al parecer, las mismas estrategias de la gigante de Cupertino es lo que ha provocado las reacciones mixtas con sus resultados.

La empresa Apple en el día de ayer publicó los resultados del Q4 del año fiscal 2016, donde la empresa logró ingresos de $49.6 billones y $9 billones de ganancias, donde sus métricas son más fuertes en sus servicios que en sus mismo productos físicos.

La división de servicios que alberga al iCloud, Apple Music y otros, representó una mejora del 24.4% año tras año con 6.33 billones de dólares y mientras, que el año pasado la división había logrado 5.09 billones de dólares.

A pesar que Apple para los libros de los inversionistas, cumplieron sus expectativas, todo los componentes de ventas de producto que incluyen Mac, iPhone y sus tablets iPad terminaron con perspectiva negativa, siendo la más considerable el área de las Macs con un decline de 14.36% en comparativa del año pasado y el hecho de no tener desde hace bastante tiempo un serio sustituto para las Mac, particularmente las MacBook Pro ya estaban siendo un poco difícil de ignorar en el mercado, aunque es cierto que mañana veremos nuevas MacBook Pro, pero definitivamente Apple perdió la oportunidad de cerrar con un poco más de fuerza en ventas de sus computadoras.

Por otro lado, ya esperábamos que el iPhone continuara en decline con decline del 5.3 o 48.05 millones de unidades vendidas, pero estas métricas no incluyen las ventas del iPhone 7 y el 7 Plus en general, solo su semana de lanzamiento. Sorpresivamente, entre los modelos que están haciendo diferencia son los iPhone SE, lanzados a principio de este año y se está vendiendo más que el mismo iPhone 6s.

Finalmente, la historia de nunca acabar es que también el iPad estuvo en decline con 6% por debajo en comparación del año pasado con solo 9.27 unidades vendidas, siendo el iPad Pro cumpliendo su primer aniversario sin un refresh uno de los factores del desempeño.

La compañía predice que va a hacer entre $ 76 y $ 78 billones en el primer trimestre del año fiscal 2017, con márgenes de beneficio entre el 38 y el 38.5 por ciento y esto significaría que Apple no espera un repunte significativo en comparación del año pasado.