En realidad Sprint pasará a segundo plano como subsidiaria de la japonesa Softbank, ya que la misma hará su mayor adquisición y es de la compra de la empresa fabricante de procesadores ARM.

Softbank anunció a inicios de esta semana que llegaron a un acuerdo de compra-venta con la manufacturera ARM, creadora de muchos de los procesadores usados con el núcleo Cortex.

El directorio de Softbank ha aprobado totalmente la adquisición, que se realizará en efectivo pagando el valor solicitado, mientras, el acuerdo todavía está pendiente de la aprobación de los accionistas de ARM.

La japonesa cree que sus relaciones comerciales existentes en todo el mundo se ampliará con la capacidad de ARM para conceder licencias de su tecnología en nuevos mercados y la empresa se comprometió en ayudar a ARM para seguir innovando con el fin de impulsar a nuevas categorías, como el Internet Of Things, mediante el aumento de la inversión en investigación y desarrollo de la manufacturera.

La compañía cree ambos comparten una cultura común y una visión a largo plazo, y juntos pueden crear una fuerte entidad combinada de ahora en adelante.

SoftBank ha dicho que está comprometido con las operaciones de ARM en el Reino Unido, donde va a duplicar el número de empleados en los próximos cinco años y entiende que será un excelente ajuste estratégico dentro del grupo y que las oportunidades para el IoT puedan aprovecharse.

ARM Logo

Es normal que proveedoras móviles tengan sus propios laboratorios de hardware, ahora más con la integración del IoT, pero definitivamente esta transacción dará de que hablar en el futuro cuando los inversionistas de la manufacturera de procesadores con núcleos Cortex y las reguladores den el visto bueno.