Se acabó lo que se daba para la Comisión del Servicio Público y es que el gobierno, a través de la portavoz del gobernador dejó claro que es el Departamento de Transportación y Obras Públicas la agencia que va y tiene la potestad de fiscalizar a UBER.

Tal como UBER reclamaba, en el día de hoy, la secretaria de la gobernación, Grace Santana Balada, respondió la pregunta que muchos necesitaban saber sobre qué agencia del gobierno debe regular a la plataforma que ha sido obligada a cesar operaciones porque la Comisión de Servicio Público objeta que se opere sin un reglamento.

Realmente la perdedora en todo esto ha sido la CSP quien ha aclarado que no están en contra que la californiana realice operaciones en la isla, pero objetaban que no fuera ellos quienes tuviera la potestad ya que se considera a UBER como un servicio de transporte al final del camino.

Siempre he dicho que esto deja mal parada a las agencias de gobierno y su manera de comunicarse, la cual evidentemente es una casi nula y esto nos pone en peligro de que otras empresas que TIENEN las intenciones de hacer ganancias, a la vez contribuyendo directamente al consumidor y emplear gente de AQUÍ pues simplemente se espantarán.

Yo solo espero que esto no signifique más problemas que los taxistas vayan a provocar, ya que no hay indicios que esto será suficiente para ellos y sí, en seguimiento con la información que recibimos hace poco, nuestra fuente nos indica que el pasado fin de semana se reunieron de nuevo algunos taxistas en el área de Puerto Nuevo, pero al parecer, fueron alertados y no ha habido más reuniones hasta la redacción de este artículo.

uber-logo HEADER

Todavía UBER le queda trabajo por hacer mientras el pleito aún continúa en los tribunales para que la empresa pueda operar próximamente, lo bueno de todo es que nos llega información que los primeros choferes comenzando a dar el servicio ya fueron compensados como les toca y eso es buenas noticias.