Aunque todavía está en veremos las especificaciones finales y oficiales del Samsung Galaxy Note 7, al parecer ya tendemos una idea de cómo la surcoreana responderá a Windows Hello con su propio sensor de ojo (iris scanner) con el futuro equipo.

Los colegas de Patently Mobile han encontrado una patente dada a Samsung desde el 2014 explica las capacidades de cómo se puede desplegar un ambiente donde un equipo electrónico puede escanear el ojo, particularmente el iris de un usuario.

El sistema, según la patente utiliza varios sensores y en este caso dado como múltiples cámaras, en primer lugar capturará los ojos y la cara de un usuario. Posteriormente se despliega tres lentes para asegurarse de que el iris este siendo analizada y que coincide con la imagen grabada anteriormente.

Los rayos infrarrojos pueden estar dirigidas a los ojos, controlado por el procesador de usos.

El primer lente del escáner de iris contará con dos lentes de campo con visualizaciones estrechas que se centrarán en los ojos del usuario y la segunda, tiene un amplio campo de visión para capturar la cara del usuario. Si la cara o los ojos no pueden ser reconocidos, un mensaje de voz será ejecutado, avisando al usuario que vuelva a intentarlo.

Se espera que el equipo en efecto tendrá pantalla AMOLED de 5.7 pulgadas qHD, 64GB de almacenamiento, expansión con MicroSD, certificación IP68 y cámara principal de 12MP y otra frontal de 5MP, mientras que habrán terminados del cuerpo del equipo en azul, blanco y negro.

Anteriormente, se había indicado que el procesador del Samsung Galaxy Note 7 pudiera ser el Qualcomm Snapdragon 826, contaría con 6GB de RAM, un escáner de ojo para la lectura de la iris del ojo y con una batería de 4000mAh, pero quedará pendiente para que la surcoreana confirme con una presentación posiblemente para el mes de Agosto.