Esta semana en el mundo de la exploración espacial, ha sido marcada una nueva página en los esfuerzos de explorar el universo que estamos residiendo y el cuerpo que faltaba por explorar de nuestro sistema solar está actualmente en proceso.

El día 13 de Julio marcó un nuevo hito de los esfuerzos del hombre de explorar el universo y con esto nos referimos a los datos preliminares que el satélite New Horizons emitiera a la NASA sobre Plutón y sus lunas.

El planeta o mejor dicho, el planeta enano Plutón ha dejado siempre anonadado a los cientificos por su exclusiva forma de orbitar el sol, sumamente inclinada en comparación con los demás miembros de nuestro sistema solar.

Plutón como nuevo cuerpo en el sistema solar fue descubierto en el 18 de Febrero de 1930, pero ya para la década del 1840, ya se sospechaba que el planeta Urano tenía una perturbación que luego resultó ser Neptuno y lo que hoy conocemos como Plutón, pero para aquél entonces se buscaba un llamado Planeta X.

Hoy día muchos dicen que Plutón no es ese Planeta X que se estaba buscando, pero no deja de ser importante pues Plutón, a pesar de su gran distancia en comparación con los otros planetas con respecto al sol, tiene interacción en su órbita, tardando 248 años en hacer una vuelta completa alrededor del sol.

Hasta antes que New Horizons transmitiera nueva información, se especulaba que Plutón pudiera tener un radio de 1,180 kilómetros, pero los datos nuevos de New Horizons reveló que Plutón tiene un radio de 1,185 kilómetros, en otras palabras, si ponemos en perspectiva superficial a Plutón de punto inicial a punto final, una vuelta a Plutón tomaría 2,370 kilómetros y curiosamente, el área de su superficie es casi igual a la que tiene Rusia actualmente.

Mientras New Horizons continue compilando y enviando información, siempre se creyó que Plutón estaba compuesto de roca, nitrógeno congelado y agua congelada, aunque también NEw Horizons pudo haber registrado rastros de metano y monóxido de carbono en algunas áreas de la superficie.

Todos estos y más detalles son preliminares naturalmente y al momento la NASA sigue compilando datos de New Horizons, donde ya se ha dado un estimado que tomará al menos 3 años en analizar toda la información que New Horizons ha compilado de Plutón.

Pero, hablemos un poco ahora de la creación humana que permitió todo esto y nos referimos al programa que dio a nacer a New Horizons y no, la historia de la exploración directa a Plutón no comenzó en el 2006 cuando New Horizons fue lanzado desde la Tierra, sino en el mismo 1930 cuando Clyde Tombaugh descubrió a Plutón, pero un intento serio se consideró durante la travesía del satelite Voyager I, pero fue descartado con las oportunidades que tenía el Voyager I de hacer exploraciones más alcanzables.

Otro intento sería se consideró entre 1989 y 1990 de enviar un satélite que tardará de 5 a 6 años en llegar a Plutón y con varias modificaciones al concepto, se estaba ideando el programa de Pluto 350, pero el proyecto estaba muy costoso para la época y mientras más optimizaciones se le realizaba, solo hacía incrementar más el costo del desarrollo del programa y provoca la cancelación de este y el programa Kuiper Express, que buscaba el mismo propósito de explorar directamente a Plutón y los límites del Cinturón de Kuiper.

Para el año 200, se idea un programa que se conocería como New Horizons que estaría haciendo una nueva propuesta que era en su parte basado en Pluto 350 y que contaba con un mejor apoyo, aunque el programa peligro en el 2003 con recortes al presupuesto de la NASA.

NewHorizons

Ya con New Horizons procesando sus funciones principales para la exploración de Plutón, la NASA espera tener cuerpos candidatos en el futuro, mientras NEw Horizons siga operacional y alcanzable, ya que el compartir datos y enviar instrucciones y respuesta de parte de New Horizons toma casi 10 horas el ciclo completo y se espera que New Horizons esté operacional hasta poco después de 2040 aunque se espera que para el 2038, New Horizons estará a una distancia cercana a los límites de la heliosfera o el límite imaginario que se le llama hasta donde alcanza las partículas y la interacción del sol con el espacio exterior.

A pesar de haber sido lanzado a mayor velocidad que sus predecesores del programa Voyager, en comparación de distancia, New Horizons nunca sobrepasará ni alcanzará a los mismos ya que la trayectoria que llevó para llegar a Plutón hizo disminuir su velocidad exponencialmente.