[one_half]
LG, durante los pasados años, ha buscado adentrarse en el mercado de los teléfonos inteligentes y tener la misma suerte que su hermana surcoreana Samsung. La compañía ha lanzando productos poderosos, estéticamente llamativos como el Optimus G en el 2012 pero, con su nuevo teléfono, el LG G2, la compañía quiere asegurar que tendrá éxito. Para esto, ha hecho del G2 una máquina poderosa, ha hechos cambios sustanciales, tanto en software como en hardware pero, ¿será suficiente para destronar a Samsung?
[/one_half]

[one_half_last]
lg g2
[/one_half_last]

[one_half]
lg g2lg g2

[/one_half]

[one_half_last]

Diseño

Un cambio no para bien

El LG G2 abandonó el cristal y el metal del Optimus G para convertirse en un teléfono de plástico. Esto, pudiera ser malo pero el LG utilizó materiales que aunque se acercan a los del Galaxy S4, todavía se sienten mejor. Nos hubiese gustado ver un teléfono de metal como el HTC One pero el plástico del G2 no nos molestó ya que se sintió sólido, gracias a que su batería es no removible.

De frente el G2 pasa como cualquier teléfono moderno hasta que ves su parte trasera. LG decidió eliminar los tradicionales botones a los lados para colocarlos en la parte trasera del teléfono. Este cambio pudiera ser visto molestoso para mucho pero con uno o dos días usando el teléfono, te acostumbras a los botones traseros.

El diseño del LG G2 no es para nada malo aunque nos hubiese gustado que LG hubiese utilizado otros materiales para separes y distinguirse del Galaxy S4 aún más. Como veredicto, prefiero el “feel” del G2 por encima del GS4 pero para la próxima, quisiera ver materiales más premium.
[/one_half_last]

[one_half]
lg g2

lg g2

[/one_half]

[one_half_last]

Hardware

Pantalla

Al igual que año pasado con el Optimus G, LG nos ofrece con el G2 una de las mejores pantallas de la industria. Su pantalla de IPS LCD de 5.2” con resolución 1080p se distingue de las demás y ofrece mejor visibilidad bajo el sol que las Super AMOLED que encontramos en los equipos Galaxy. Un detalle importante es que LG logró que la pantalla de este teléfono resaltará ya que la colocó entre unos bordes muy delgadas que nos hace sentir que tenemos un teléfono que es completamente pantalla.

Sus ángulos de visión son muy buenos y la reproducción de colores también, siendo mi única queja el manejo de la brillantez automática que no me funcionó al 100%.

[/one_half_last]

[one_half]

Cámara

El LG G2 cuenta con un sensor en su parte trasera de 13MP con OIS (Optical Image Stabilization). Esto significa que podrás tomar vídeos con menos movimiento lo que logra que se vea una imagen más estable. Sin embargo, a la hora de tomar fotos el LG G2 me decepcionó un poco.

LG había promocionado muy bien su cámara, la cual toma muy buenas fotos, no me malinterpreten pero es la forma de tomar fotos la que no es muy buena. El software de la cámara, el cual está repleto de features y funciones que nadie utilizará e imitan lo que ofrece Samsung, se demora demasiado para tomar una foto enfocada. No es que es lento pero sí es mucho más lento que teléfonos como el iPhone 5s, Galaxy S4 y HTC One.

[/one_half]

[one_half_last]
lg g2
[/one_half_last]

lg g2

Sin embargo, cuando logras tomar una foto el LG G2 no te decepcionará. El sensor logra capturar fotos llenas de detalles y colores brillantes, algo que sí me gustó. La cámara del teléfono es muy dinámica y te permitirá capturar buenas fotos en múltiples escenario de luz. Aún de noche, el G2 hace un buen trabajo, eliminando el ruido y enfocando muy bien para lograr obtener buenas fotos. La cámara no competirá, de noche, con la del HTC One o la de uno de los Lumia pero, las fotos que tomes con el G2 serán muy buenas.

[one_half]

Batería

No tiene competencia

Debajo de la pantalla del G2 encontrarás una batería de 3000mAh que, para el tamaño del teléfono, es gigante. Si la comparamos con la del GS4, el cual tiene una pantalla .2” más pequeña, el teléfono estrella de Samsung solo cuenta con una batería de 2600mAh. Estos 400mAh de más que tiene este teléfono de LG, le dan una ventaja por encima de cualquier teléfono ahora mismo en el mercado. Con el G2, no tuve ningún tipo de problemas, logrando más de 12 horas de uso con 2 horas y media con la pantalla encendida, entrando en territorios de teléfonos como el Galaxy Note 3.. Si eres un usuario que usa el teléfono moderadamente, no me sorprendería que el teléfono te dure, por lo menos, día y medio.
[/one_half]

[one_half_last]
lg g2
[/one_half_last]

[one_half]
lg g2
[/one_half]

[one_half_last]

Software

Originalidad innecesaria

LG, con el G2, vuelve a hacer lo mismo que hizo con el Optimus G, mirar hacia el lado de Samsung para traer funciones similares a su teléfono. Esto logra que el G2 se sienta igual o más cargado que el Galaxy S4, algo que no entendemos porqué estas compañías hacen esto. El LG G2 llegó a nuestras manos con Android 4.2, dos versiones atrás y sin una noticia sobre cuándo estará recibiendo KitKat. Esto, no es tan problemático para muchos pero la idea de tener un teléfono de gama alta con una versión atrasada de software no es la mejor.

LG le dio a su teléfono muchas funciones y animaciones que descubrirás desde que desbloqueas el teléfono. Aunque son muchas las cosas de software que no me gustaron del G2, la función de Knock On es la mejor. Esta, te permite encender el teléfono tocando la pantalla dos veces para que no tengas que usar el botón de encendido en la parte trasera. Para agarlo, podrás hacer lo mismo pero si estás en una aplicación, deberás hacer este “double tap” en la barra de notificaciones para que funcione.
[/one_half_last]

lg g2

Hablando de la barra de notificaciones, LG ha hecho un pésimo trabajo manejando la bandeja de notificaciones, colocando demasiados botones y funciones, dejándonos con poco espacio para nuestras notificaciones. Es bueno tener acceso rápido a encender el Wi-Fi y el GPS pero si a esto también le añadimos una barra para las aplicaciones QSlide, una barra para ajustar la brillantez y otra para ajustar el volumen, el espacio se nos acaba. Es en esta área donde LG tiene que trabajar más para ofrecerle a los usuarios algo mejor que esto.

Otro aspecto de software del LG G2 es la función de multitarea llamada Slide Aside la cual activas deslizando tres dedos hacia la izquierda sobre una aplicación. Cuando haces esto, es como si guardaras una aplicación para usarla después, ya que verás las aplicaciones guardadas, deslizando tres dedos hacia la derecha. Esta función de multitarea es demasiada complicada para que el usuario se la aprenda ya que es más sencillo dejar apretado el botón de home.

[one_half]
lg g2
[/one_half]

[one_half_last]

Desempeño

Gracias al procesador Snapdragon 800 y los 2GB de RAM con los que cuenta el teléfono, el G2 puede aguantar bastante. En mi uso, no experimenté lag, pude moverme entre aplicaciones sin problemas y jugar mis juegos favoritos. El launcher, aunque está cargado de elementos que se animan, no se sintió lento así que en cuestión de desempeño, no te debes preocupar.
[/one_half_last]

[one_half]

Conclusión

El LG G2 es un equipo extraño, que sigue muy de cerca los pasos de Samsung con el Galaxy S4. Desde el software hasta su construcción, LG parece haber seguido la receta para crear un teléfono que “guste a todos” como al parecer Samsung ha logrado. Esta receta, aunque le funcionó a Samsung, no debería ser la regla y no debería restringir a la compañía.

Usar el G2 fue bueno, aprecié mucho la función de Knock On y me acostumbré rápidamente a sus botones traseros. Admiré el poder de procesamiento que tiene el teléfono y valoré mucho su pantalla y su cámara. Pero, el software es algo que no entiendo, que aparenta hasta interrumpir lo que hago con el teléfono. Si obvio este aspecto, el LG G2 es un teléfono que pudiera recomendar pero, el software, uno de los puntos más importantes ahora en la industria móvil, no se debe dejar en un segundo plano.

Fotos y vídeo cortesía de Alberto Guzmán (@otracosapr)
[/one_half]
[one_half_last]
lg g2
[/one_half_last]