Las tabletas de Sony han recibido una actualización un tanto descompensada, ya que el modelo S es posiblemente el que se haya llevado la mejor parte. La novedad no es otra que la posibilidad de jugar a los títulos de PlayStation con el DualShock 3 de la actual PS3, no sin antes conectarlo a través de USB, ya que será imposible usarlo en su modalidad inalámbrica. El Tablet P por su parte no ha podido recibir dicha actualización, cosa que extraña bastante, ya que teniendo certificación PlayStation y puerto USB, no entendemos que ha podido pasar para que Sony lo deje fuera.

Fuente: Engadget