Imagínate que estas en el hospital y caes en un coma, y de repente toman tus signos vitales y te dan por muerto, y para tu sorpresa te despiertas 21 horas después en el congelador de la morgue. Este fue el caso de un hombre de 80 años que paso casi un día entero y salió de un estado de coma para encontrarse con la terrible realidad que estaba en la nevera de la morgue donde se ponen a los muertos.

El hombre comenzó a gritar y intentar dar muestras de que estaba vivo para que lo sacaran de allí, a lo que los empleados de lugar se mostraron aterrados al ellos mismos haber confirmado la muerte del hombre, la encargada pensando que podría ser un fantasma, no mostró miedo y llamó la policía, temiendo por su seguridad, a lo que al abrir la nevera descubrieron que el hombre no estaba muerto sino que habría despertado de un profundo coma.

Imaginen nada más que te encierren en una nevera dándote por muerto, te saquen de la nevera para dispararte pensando que eres un fantasma o un zombie, o sea, definitivo hoy día esto sucede muchísimo, esperamos que no se siga repitiendo.

Fuente: Gizmodo