Yo no sé ustedes pero hay veces en las que veo un trailer de un juego y ya siento que será un juego que disfrutaré. Eso me ha pasado con Celeste y con Cuphead (aunque este último no lo he jugado) pero también me pasó con Gris, un juego desarrollado por Nomada Studio en España y publicado por Devolver Digital.

Gris sigue la historia de una chica que pierde su voz y tiene que viajar por un mundo sin colores en busca de su voz, mientras que a la misma vez se encarga de devolverle el color al mundo. Lo interesante del juego es que no tiene ningún peligro para el jugador, ya que no puedes morir y nunca habrá un “puzzle” tan difícil que no puedas resolver. Por tal razón, Gris no es un juego muy complicado con respecto a su gameplay, incluso en su historia, ya que la mayoría de la narración se hace visualmente. 

Visualmente sorprendente

Aunque el gameplay es sencillo e interesante, el punto fuerte de Gris es su diseño y arte, ya que está construido como si fuese una obra de acuarela, en la cual los colores se expanden y se mezclan, como si realmente estuviera pintado usando este material. Sin duda alguna, este es un juego en el que no te cansarás de tomar screensshots, ya que los visuales son hermosísimos y los desarrolladores lograron crear un mundo y narrar una historia usando colores o la ausencia de ellos. 

Gris no es un juego para aquellos que buscan acción o una historia profunda, pero creo que es un juego que puedes jugar para “limpiar” el paladar luego de que termines un juego, ya que es una experiencia pacífica y tranquila, que merece ser disfrutada ya que, visualmente, este juego es sin duda alguna uno de los más sorprendentes que he jugado.

Jugué GRIS en el Nintendo Switch pero el juego está disponible ya también en macOS y Windows.