Según Apple, el elevado costo de la primera versión del iPhone X, se debió al alto costo de manufactura, ya que la compañía no le salía tan económico ensamblar su primer iPhone con pantalla OLED en el mercado. Pero esto podría cambiar y rápidamente, ya que se esta rumoreando que el próximo modelo reducirá los costos de manufactura a un 10%.

Según el medio digitimes y el analista que reporta Luke Lin, los nuevos iPhone que saldrán este año al mercado con pantalla OLED, contarán con el mismo panel pero no le saldrá en lo mismo a Apple. Esto opondría ayudar a Apple a posicionar el nuevo modelo en un range más económico que el modelo actual.

Se sabe que el iPhone X no ha sido lo que esperaban todos en la industria en términos de venta, pero a su vez, y esto podría motivar a Apple a reducir el costo en el punto de venta de ambos modelos. En mi opinión a Apple no le ha ido nada mal, lo que pasa es que si se quedan 5 o 7 millones cortos de las expectativas, ya todos dicen que les va mal, pero hay otras compañías que no venden ni la 1/4 parte con sus buques más caros de temporada, y los elogian.

De todos modos, Apple debe reducir los costos, la etiqueta de $1,000 o más no es algo que muchos estarán dispuestos a pagar y el año en curso representa uno de alta incidencia en upgrades, ya que todos los iPhone 7 y 7 Plus deberían estar saldos para ese entonces.