Las tarjetas SIM son sin duda alguna una tecnología que nos recuerda al mismo inicio de la era móvil de las telecomunicaciones. Sin embargo, esta pieza que durante los pasados años se ha hecho cada vez más pequeña, pudiera desaparece por completo en el futuro cercano.

La compañía diseñadora de chips ARM quiere desarrollar una tecnología que le permita a las compañías colocar estas tarjetas SIM directamente en el procesador del equipo móvil. Esto significa que esta SIM pasaría a ser una iSIM, como le ha llamado esta empresa, lo cual se diferencia de la idea de las eSIM.

[maa id=’basic’]

Las eSIM es una tarjeta SIM que ya está dentro del equipo y no se tiene que remover, sino que se puede activar mediante software en el equipo, para que así puedas escoger entre la compañía de servicio que desees. Sin embargo, una iSIM busca hacer esta tecnología parte del procesador, para que así los fabricantes tengan más espacio dentro del equipo móvil, para colocar lo que sea en ese espacio.

Sin embargo, antes de que la idea de una iSIM llegue a todos los equipos, veremos primero la implementación de las eSIM y luego, esta nueva tecnología de ARM, la cual la empresa espera que las proveedoras de servicio acepten ya que le quitarán un dolor de cabeza de tener que manejar estos pequeños chips que tienen que ser activados e insertados en los teléfonos.

¿Qué piensan sobre esta idea?