AppleFeaturedReseñasSmartphones
Trending

Reseña: iPhone X – El futuro está aquí

Durante los pasados años, si buscabas en Google fotos conceptos del iPhone, muchos se imaginaban el mismo muy similar a lo que Apple hizo con el iPhone X. Seguramente en los laboratorios de la compañía imaginaban lo mismo, pero estaban restringidos con la tecnología. Sin embargo, en el 2017 fue el momento en el que Apple pudo lograr su sueño de un teléfono de pantalla completa con el nuevo iPhone X, cumpliendo el sueño de muchos y siguiendo la tendencia que otros fabricantes también adoptaron durante ese año. Sin embargo, ¿es el iPhone X el futuro de los teléfonos como Apple dice?

Ventajas

  • Diseño de pantalla completa te da una pantalla grande en un tamaño pequeño
  • Face ID es sin duda alguna una alternativa para Touch ID
  • El uso de gestos en el OS

Desventajas

  • El cambio de Touch ID a Face ID y el uso de gestos podría ser difícil para algunos
  • La batería no se compara con la de un modelo Plus
  • La parte trasera de cristal incrementa la posibilidad de daño si se te cae

Diseño

A simple vista, el iPhone X no es tan diferente a sus hermanos menores, el iPhone 8 y 8 Plus, los que a su vez también siguen el estilo que Apple ha estado refinando durante las pasadas generaciones. No obstante, este teléfono tiene unos lados de stainless steel, los cuales le dan un detalle más premium al teléfono. Asimismo, el teléfono tiene una parte trasera de cristal, la cual viene de color negro y blanco. En este caso, la variante negra tiene unos laterales gris oscuro, mientras que la versión blanca utiliza el color del stainless steel.

El cambio más monumental lo recibió su pantalla

Otro cambio en el iPhone X es su cámara trasera, la cual está verticalmente, en vez de horizontalmente como los pasados dos modelos del Plus. Por lo demás, el iPhone X en cuestión de diseño es muy similar a los pasados equipos de Apple, lo cual de cierta forma desanima, pero es que el cambio más monumental lo recibió su pantalla como también su software.

Hardware

Pantalla

Señoras y señores, lo que un día fue un sueño hoy es una realidad: el iPhone X tiene una pantalla que va de esquina a esquina. Esta pantalla es de 5.8” con una proporción de 19.5:9, lo cual la hace más alta que la del iPhone 8 Plus, como también, más delgada. Esto significa que sí tienes una pantalla más grande, pero no una pantalla más ancha como la del iPhone 8 Plus. Así que, en cuestión de pantalla, el X es más delgado que la variante Plus. Todo aquel que ha tenido un Plus ha sentido como este se siente gigante en la mano, algo que no sucede con el iPhone X.

Una pantalla grande que no se siente gigante en la mano

En cuestión de tecnología, este es el primer iPhone con una pantalla Super AMOLED creada por Samsung, pero ajustada por Apple. Si hablamos de resolución, la misma tiene 2436 pixeles por 1125 y en realidad se ve espectacular. Cuando por primera vez tuve mi iPhone X en la mano afuera de mi casa me dije a mí mismo: “Wow, este es el futuro”.

Esta pantalla también es HDR, ajustada a Dolby Vision y se ve muy bien en el exterior. Aquellos asustados porque la pantalla “no tiene la misma brillantez que la del Note 8” no se tienen que preocupar, ya que la pantalla es excelente.

Al igual que con el iPhone 8, esta pantalla tiene la tecnología de True Tone, la cual le permite a la misma ajustarse a la temperatura de la luz de donde estés. Esto significa que si tienes luces amarillas, la pantalla se verá un poco amarilla, como sucedería si estuvieras viendo un papel. En algunos casos es bastante notable pero en general, es una tecnología que te ayuda a disfrutar mejor la pantalla de tu teléfono, de forma similar al Night Shift.

EL NOTCH

Aunque la pantalla es excelente en cuestión de colores y tecnología, no podemos dejar de hablar del tan controversial “Notch”, la barra negra que divide la pantalla “en dos” en la parte superior del equipo. Apple implementó este “Notch” para poder colocar todos los sensores que utiliza Face ID y la cámara frontal, y algunos han criticado esta movida. Muchas personas dicen que es una “excusa” de Apple y que se pudo hacer otra cosa o, que las dos partes de la pantalla que sobresalen hacen ver el teléfono “feo” y, que este “Notch” afecta a la hora de reproducir vídeos.

En mi caso, creo que el “Notch” no es una mala implementación, ya que le permite a Apple colocar una pantalla que va de borde a borde, algo que los otros fabricantes no hicieron en el 20107, ya que implementaron un poco de borde en la parte superior para colocar los sensores (como el caso de Samsung). Segundo, el “Notch” no afecta cómo veo vídeos, ya que la gran mayoría de los vídeos son 16:9, así que estos tienen bordes negros a los lados. Como la pantalla es OLED, realmente no le presto atención a estos bordes. Si quieres que el contenido ocupe toda la pantalla, puedes hacer “pinch to zoom”, pero ahí perderás un poco de contenido debido a la proporción de la pantalla.

Una movida controversial pero necesaria para la visión de Apple

Donde el “Notch” sí molesta un poco es a la hora de mostrar el status bar y elementos importantes del software, ya que a la izquierda solo podrás ver la hora y a la derecha, si estás conectado al Wi-Fi, la señal y la batería. SIN EMBARGO, no podrás ver el porciento de batería, ya que no hay espacio para este. Para verlo, tendrás que deslizar tu dedo en ese lado de la pantalla para ver Control Center. De igual forma, no hay espacio para saber si tienes audífonos Bluetooth conectados ni el Do Not Disturb Mode, algo que sí me ha molestado un poco usando el iPhone X.

Sin embargo, creo que fue una movida buena de parte de Apple, ya que le permitió crear un teléfono con una pantalla que va de esquina a esquina, algo que Samsung, LG ni Google hicieron con sus teléfonos. Esto se debe a que estos tienen un poco de borde en su parte superior para acomodar la cámara y otros sensores.

Sonido

Ya el iPhone 7 Plus, con su sistema dual de bocinas, era muy bueno a la hora de reproducir audio pero Apple le dio a este teléfono (y al iPhone 8), mejores bocinas. Con estas, el iPhone X logra alcanzar un volumen sumamente alto sin perder calidad cuando es utilizado con el volumen al máximo. Realmente este es uno de los mejores aspectos del teléfono y si vienes de un iPhone 6 o 6s, esto será una mejora monumental.

Cámara

Aunque de primera vista el iPhone X parece que tendría la misma cámara del iPhone 8 Plus, técnicamente no es así. Con esto me refiero a que, aunque el iPhone X tiene un sistema dual de cámaras, este iPhone se distingue ya que ambos sensores tienen la tecnología de estabilización óptica. Esto significa que con ambas cámaras tendrás un desempeño muy bueno cuando las estés usando, tanto de día como de de noche, como también a la hora de grabar vídeos.

La cámara principal del iPhone X es de 12MP con una apertura de f/1.8 mientras que la cámara con zoom es de 12MP pero con una apertura de f/2.4. Las fotos que estas cámaras son capaces de capturar son excelentes, aún en escenarios con poca iluminación. Asimismo, la cámara con zoom es capaz de capturar fotos muy buenas aunque no haya mucha luz.

Con respecto a Portrait, Apple añadió la función de Portrait Lightning, la cual te permite cambiar la iluminación de tus fotos para crear “efectos solo posibles en un estudio de fotografía”. En mi experiencia, estos no son tan buenos, pero cabe recalcar que todavía está en beta. De igual forma, la cámara frontal, gracias a los sensores de Face ID, también permiten selfies en Portrait, como también con Portrait Lighting. De igual forma que con la cámara trasera, estos efectos funcionan más o menos, así que hay que pasarle juicio cuando estén fuera del estado beta.

De forma general, las cámaras del iPhone X son muy buenas y dudo que tengas un problema con las fotos que captures con ellas. Nos gustaría ver una cámara frontal con un lente ancho, pero seguiremos en la espera.

Batería

Cuando Apple presentó el iPhone X nos dijo que el mismo tendría una batería que duraría dos horas más que la del iPhone 7, algo que me preocupó ya que vengo de un iPhone 7 Plus. En mi experiencia utilizando este nuevo teléfono, puedo decir que el equipo sí es capaz de durar un día cuando es utilizado moderadamente. No obstante, ya a eso de las 5-6pm puede ser que tengas que encender el Low Power Mode, lo que significa que si planificas salir por la noche, tendrás que recargar la batería del mismo.

Sin embargo, el iPhone X ofrece carga rápida por primera vez, aunque en la caja no encontrarás el cargador que ofrece esta funcionalidad. Asimismo, el teléfono ofrece carga inalámbrica y a continuación, pueden ver los tiempos de carga:

  • Fast Charing con el TUTUO Wall charger de 33W y cable Lightning de Apple: 10% a 79% en 60 minutos.
  • Wireless Charging: 10% a 35% en 60 minutos (7.5w iOS 11.2)

En general, la batería del iPhone X es buena pero no excelente, y no dura lo que duran las variantes Plus de los iPhone. Esto se debe a que el teléfono tiene una pantalla grande en un cuerpo pequeño, lo cual no permite acomodar una batería más grande.

Software

El iPhone X llega con una versión especial de iOS 11, creada para funcionar en un equipo sin botón de Home y con Face ID, la nueva forma para autentificar tu entrada al teléfono. Para empezar, este sistema operativo está lleno de gestos, los cuales son importantísimos, ya que son tu principal forma de navegar el mismo.

Un cambio más drástico que de iOS 6 a iOS 7

Para ir a Home , solo tendrás que deslizar tu dedo desde la parte inferior del teléfono (donde verás una delgada barra) hacia arriba. Si quieres activar el modo multitasking, tendrás que deslizar hacia arriba y detenerte un momento en el medio. Para cerrar apps, tendrás que dejar tu dedo apretado sobre la misma y esperar que aparezca el botón de cerrar. Es ahí donde podrás apretar el botón o, deslizar tu dedo sobre las mismas, como hacías en tu teléfono con un botón de Home. No obstante, si quieres cambiar rápidamente entre aplicaciones puedes deslizar tu dedo hacia al lado sobre la barra que simula el botón de Home. Esta es una de las mejores cosas de este cambio, ya que puedes brincar de app en app con mayor fluidez.

Ahora bien, el sistema también tiene otros cambios, como deslizar de abajo hacia arriba desde la esquina izquierda superior para ver tus notificaciones y, deslizar desde la esquina superior derecha para entrar a control center. Esto a veces es un un poco problemático con una mano, ya que tu dedo no alcanza para llegar a esa esquina. Si quieres, puedes activar “Reachability”, lo cual “baja” la pantalla para que esta pueda ser accesible con una sola mano. En el iPhone X, activas esta función deslizando hacia abajo sobre la “barra” de Home, algo que a veces no es muy fácil de hacer cuando usas el teléfono con una sola mano.

Otros cambios importantes que trajo la ausencia del botón de Home es el botón de “Power” , el cual ahora es utilizado para varias cosas. Si lo aprietas dos veces rápidamente abrirás Apple Pay, mientras que si lo dejas apretado activarás a Siri. Si lo aprietas solo una vez, apagará la pantalla como ya estás acostumbrado. Este botón es un poco más grande que los de antes, así que todo esto es fácil de hacer.

Face ID

Uno de los cambios más monumentales que trae el iPhone X es sin duda alguna Face ID. Con este sistema de seguridad, ya no tienes que usar tu dedo para autenticar tu equipo, sino que solo usarás tu cara. Cuando enciendes la pantalla, ya sea tocando la misma con tu dedo , con el botón o levantando el equipo, una vez lleves tu teléfono a la posición natural de usarlo, el equipo se desbloqueará y podrás deslizar tu dedo hacia arriba sobre la pantalla para entrar a tu equipo. Sin embargo, puedes rápidamente deslizar hacia arriba y Face ID hará su trabajo. Cabe recalcar que en la pantalla de bloqueo ahora hay unos botones 3D Touch para abrir la cámara o encender el flash.

Lo excelente de Touch ID es que sentirás que tu teléfono no tiene una contraseña, ya que no pensarás cuando lo estés usando. De igual forma, si tienes iCloud Keychain (tus contraseñas en la nube), cuando estés en Safari y tengas que escribir una contraseña, el teléfono te mostrará el logo de Face ID para escanear tu cara y tus contraseñas aparecerán en la página. De igual forma, todas las apps que usaban Touch ID para autorizar su uso (como las de banca) usarán Face ID para autorizar que entres.

En mi opinión, más práctico y útil que Touch ID

¿Qué tal funciona? Puedo reportar Face ID creo que me ha fallado menos veces que Touch ID. Digo esto ya que con Touch ID, a veces tenía problemas porque tenía los dedos sudados o sucios, y fallaba el registro. Asimismo, Touch ID no funciona si estabas limpiando platos o si tienes guantes, así que Face ID ha sido algo maravilloso. En mi caso, el mismo funciona con las gafas que uso; no he tenido problemas de noche ni cuando hay mucho sol, así que ha funcionado con mucho más éxito que Touch ID. Sin embargo, si eres de los que usa el teléfono todavía acostado en la cama, tienes que recordar que Face ID no funciona cuando tienes el teléfono tan cerca o si tienes la cara aplastada entre almohadas.

En fin, Face ID es mucho mejor que Touch ID y en mi experiencia, ha funcionado sin problemas. Creo que Apple aquí hizo un excelente trabajo y sin duda alguna esta tecnología es el futuro.

Animoji

 No podemos hablar de Face ID sin hablar de la otra función que estos sensores permiten: Animoji. Con Animoji, podrás enviar emojis que son animados por tus expresiones faciales a través de iMessage y, sin duda alguna, son bien divertidos. En mi caso, quisiera que los mismos fueran un poco más certeros y que funcionaran de noche o con poca luz, como también que el sistema registrara más expresiones faciales como la lengua y movimientos sutiles de los labios. No obstante, esta es una excelente versión 1.0 y creo que en el futuro la misma será mucho mejor.

Desempeño

Como es de esperarse con un iPhone “nuevo de paquete”, el iPhone X es una bestia de desempeño. Realmente no he tenido ningún problema de desempeño, tanto en juegos como en mi día a día. El equipo es capaz de mantener muchos apps en memoria, como también darme un desempeño de primera cuando lo uso para jugar y otros escenarios. Como con cualquier otro iPhone, no te tienes que preocupar por su desempeño.

Conclusión

¿Es el iPhone X el futuro de los “smartphones”? De cierta forma sí. Sin duda alguna Apple creó un sistema de autenticación facial excelente que representa el futuro de cómo usaremos nuestros teléfonos. Asimismo, el remover el botón de Home fue una movida importante, ya que le permitió a Apple crear un teléfono de pantalla completa -como muchos habían soñado y querido- como también una experiencia de uso mediante gestos que sin duda alguna es bienvenida.

El teléfono del futuro para Apple tiene todavía espacio para mejorar

No obstante, como con otros cambios radicales del iPhone X, todavía hay muchas apps que no se han optimizado a este formato de pantalla. De igual forma, Apple tiene que hacer algunos cambios a iOS para optimizarlo para una experiencia a base de gestos y a este tamaño, ya que hay algunas cosas que son un poco molestosas (ej. No poder ver el porciento de batería en la barra superior ni la información de Do Not Disturb).

Sin embargo, la experiencia de usar el iPhone X es sin duda alguna maravillosa, Face ID funciona de excepcionalmente, y en algunos casos mejor, diría que hasta mejor que Touch ID. Poder tener acceso a tus contraseña con tan solo mirar tu equipo te hará sentir como si no tuvieras una contraseña, lo cual es lo que Apple quiere que sientas. Es cierto que $1,000 es mucho por un teléfono pero de verdad, la experiencia que este iPhone ofrece es sin lugar a dudas, $200 mejor que la que el iPhone 8 Plus puede ofrecer.

Tags
Show More

Hernán Rosario

Fallé en mi aventura de ser un maestro Pokémon y ahora me dedico a escribir sobre tecnología.

Related Articles

Leave a Reply

Close
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker