Tim Boyle/Bloomberg

4 de septiembre de 2017 – AT&T * está preparado para el huracán Irma con equipos de respuesta y personal en espera.

Se espera que la tormenta afecte áreas del Caribe en los próximos días.

La preparación de la red de AT&T en Puerto Rico incluye abastecer los generadores de combustible, probar las baterías de reserva de alta capacidad en las torres celulares y proteger las instalaciones físicas contra las inundaciones. AT&T también está preparada para movilizar antenas celulares portátiles y otros equipos de respuesta a emergencias en lugares estratégicos de ser necesario. Además, nuestro centro nacional de fiabilidad está monitoreando para interrupciones para tener acción rápida.

AT&T también ha mejorado la redundancia de red en áreas propensas a las tormentas. Ha instalado más generadores en las torres de antenas críticas y las instalaciones de conmutación, y ha movilizado equipo electrónico esencial para las operaciones de la red, a áreas que están por encima de los niveles de inundación previstos.

“Los clientes de Puerto Rico cuentan con nosotros, especialmente durante las tormentas”, dijo Ray Flores, vicepresidente regional de AT & T Puerto Rico y USVI. “Es por eso que practicamos simulacros de preparación para estos eventos durante todo el año. Hacemos todo lo que podemos para tener nuestras redes preparadas cuando el tiempo severo golpea. Hemos trabajado durante los últimos días para posicionar equipos y personal para responder a la tormenta. Estamos estrechamente vinculados con los funcionarios públicos de Puerto Rico en sus esfuerzos de respuesta a las tormentas. Con una tormenta de este tamaño, podemos tener algunas interrupciones. Pero si el servicio falla, haremos todo lo posible para recuperarlo lo más rápido posible”.

El programa nacional de recuperación de desastres (NDR, por sus siglas en inglés) de AT&T es uno de los programas de respuesta a desastres más grandes y avanzados de la industria. El equipo de NDR trabaja con el personal local de la red de AT&T, centros regionales de operaciones de emergencia y centros locales de respuesta para mantener el servicio hasta que se hagan reparaciones permanentes.

Así como AT&T prepara su red y personal, hace un llamado a los residentes y negocios a revisar y prepara su plan de comunicación de emergencia antes de una tormenta.

  • Mantenga la batería del teléfono móvil cargada.
  • Proteja sus dispositivos del agua, es vital mantener sus móviles secos.
  • Programe todos sus números de contacto de emergencia y direcciones de correo electrónico en su teléfono móvil.
  • Saque fotos de sus documentos importantes y almacene en la Nube.
  • Tenga un plan de comunicación familiar.

o   Asigne un contacto fuera del área de impacto para llamar en caso de separarse.

o   Tome fotos actualizados de sus identificaciones con fotos.

o   Asigne un lugar de encuentro en caso de ser necesario

Mantener las líneas abiertas para emergencias

Durante las evacuaciones, el evento de tormenta y sus consecuencias, los recursos de la red probablemente estarán cargados. Para ayudar a asegurar que el personal de emergencia tenga líneas abiertas, tenga en cuenta estas sugerencias:

  • Mensaje de texto. Durante una situación de emergencia, los mensajes de texto pueden pasar más rápidamente que las llamadas de voz, ya que requieren menos recursos de red. Dependiendo de su plan de texto o datos, pueden aplicarse cargos adicionales.
  • Esté preparado para un alto volumen de llamadas. Durante una emergencia, muchas personas están tratando de usar sus teléfonos al mismo tiempo. El aumento del volumen de llamadas puede crear congestión en la red y generar tonos de “rápido ocupado” en su teléfono móvil. Si esto sucede, cuelgue, espere varios segundos y vuelva a intentar la llamada. Esto permite que los datos originales de llamadas borren la red antes de intentarlo de nuevo.
  • Mantenga las llamadas que no sean de emergencia al mínimo. Si hay tiempo severo, es probable que muchas personas intentarán hacer llamadas a sus seres queridos, amigos y socios comerciales.
  • Limite la actividad de los medios sociales. Durante y después de una tormenta para limitar la congestión de la red y permitir que las comunicaciones de emergencia pasen.

Información adicional y consejos para la preparación para desastres se puede encontrar en www.att.com/vitalconnections.