Ha llovido bastante desde la última vez que hemos cubierto de una distribución de Linux que no fuera Ubuntu o el kernel como tal. Buscando una excepción en esta ocasión, nos place informarles que ya tenemos una nueva versión de la distribución basado en Red Hat Enterprise Linux.

Esta semana los fanáticos de la distribución pública de Red Hat, Fedora en versión 26, el cual puede ser reinstalado desde cero o simplemente corriendo la actualización por el terminal o si el mismo OS te invita en hacerlo.

Entre las mejoras incluidas, la nueva versión de Fedora incluye una versión minimizada de la plataforma visual LXQt con LXQt Spin con una variante de Chrome como navegador usando código de Chronium.

Por otra parte, se mejora el cache para SSSD con Kerberos KCM como la nueva plataforma por defecto. En arroz y habichuelas significa que ese será la nueva metodología que Fedora utilizará para los cache de las aplicaciones instaladas y también mejora la experiencia manteniendo ambientes contenidos de trabajo.

Contrario a que es opcional a nivel del kernel de Linux, Fedora 26 activa la encripción LUKS1 que permite una capa de seguridad para el sistema operativo.

En cuanto a manejador de paquetes se refiere, Red Hat corrigió las incompatibilidades de Yum con el sistema propietario DNF y ahora en la versión 2.0 mejora también en el manejo de paquetes obsoletos y organizar dependencias de aplicaciones.

Para ambientes de desarrollo, se incluye tanto los lenguajes Python y Ruby respectivamente en las versiones 3.6 y 4.

Usuarios de equipos bajo ARM estarán contentos con saber que el Fedora Media Writer puede crear particiones en el almacenamiento principal de los equipos y también en tarjetas SD incluidas.

Además de LXQt Spin, también tienes opciones de ambiente gráficos con Gnome, KDE, Xfce y Cinnamon como parte de las opciones y puedes bajar directamente la imagen aquí.