Sigue sonando el rumor que el servicio de streaming de música Spotify, está a la vuelta de la esquina para unirse a las jornadas diarias de cotizar acciones en Wall Street. Pero antes, hay razones para creer que ya la decisión está tomada.

Con un incremento de 10 millones de usuarios en un trimestre, 60 millones pagando el servicio para totalizar, ingresos de 3.3 billones de dólares y con mejor comunicación con las líderes disqueras con las que reparte regalías, Spotify reportó sus resultados financieros.

Aunque la empresa tiene la costumbre de no especificar detalles de sus costos operaciones, se rumora fuertemente que el incremento de gastos es por llegar a nuevos y lucrativos acuerdos con gente de renombre en el mundo de las disqueras, particularmente con Universal Music Group y Merlin, quienes agrupan la mayoría de artistas independientes.

Los números no pueden sonar bien, puesto que Apple confirmó en WWDC 2017 que llegaron a los 27 millones de usuarios pagando y lo peor de todo es que si comparamos los números de Spotify y sumando a los que usan el servicio gratuitamente, hablamos de 140 millones de usuarios.

Aunque el camino para suavizar la actitud tanto de artistas y de disqueras no fue fácil para Spotify y ha sido siempre el denominador común el tema de las regalías y los desacuerdos de que la empresa paga poco y mientras, que la empresa piensa que los índices se justifican por la gran exposición que Spotify da al artista.

No obstante, la empresa le conviene estar de buenas de cara a cotizar en Wall Street. Sobre el tema en particular, Spotify sigue en relativo silencio pero se espera que como lo hicieron recientemente algunas tecnológicas, se obviará a Nasdaq como casa y se irá directamente a NYSE.

Se cree que obviar a Nasdaq permitirá poco ruido innecesario a la hora de emitir un ofrecimiento inicial y evitar cosas como las que Facebook pasó en su debut en Wall Street.