Habiendo ya pasado la tormenta, es hora de escuchar buenas noticias con Samsung. Y al parecer, el segundo trimestre del año fue bastante eficiente para la empresa a pesar de todavía sufrir las consecuencias del hueco a cierre del 2016.

Samsung también tomó turno para presentar su reporte financiero para el Q2 2017 y en este trimestre, la empresa logró ingresos de $54.8 billones (reporte de Samsung viene en wones coreanos), un incremento del 20% en comparación del año pasado.

En esta ocasión y sí, increíblemente, la división móvil y la de componentes electrónicos fueron los héroes del trimestre. Particularmente del mundo móvil, tuvo un incremento del 29% del desempeñó para el mismo año, fecha en que nadie sabía nada del Note 7 y el desastre que se avecina.

Por otra parte, a pesar que la demanda y los costos de componentes electrónicos ha tenido que subir, Samsung afirma que este mercado fue uno lucrativo en el trimestre también con un incremento del 89% en cuanto a ganancias netas.

Obviamente, las esperanzas de que el Q3 2017 parezca algo MUCHO mejor que el de 2016 son que no se repita el desastre del año pasado y que el Galaxy Note 8 sea razones para tener buenas navidades en Samsung.