Luego de meses en expectativa, finalmente la empresa Foxconn ha confirmado que estará (re) entrando a territorio estadounidense mediante la selección de una planta para procesar pantallas LCD en el estado de Wisconsin.

El anuncio, que no estuvo exento de considerarse propaganda en favor de la política “America Fisrt” del Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dio por fin a especulaciones de que si la manufacturera principal de equipos de Apple estaría entrando a los Estados Unidos.

Todavía se evalúan algunos sitios donde Foxconn pudiera plantar bandera, pero se sabe que la presencia de la empresa estará invirtiendo $10 billones en el desarrollo del sitio y con un compromiso de tenerla corriendo en los próximos 4 años.

Este anuncio viene a dos días después que el Presidente Trump reclamara a la prensa que Tim Cook se comprometió en construir tres “grandes” plantas para comenzar a manufacturar localmente sus productos, pero mientras se redacta esto, Apple ha decido no confirmar ni declinar si eso salió de la boca de Cook realmente.

El Presidente fue más allá en decir que fue gracias a sus gestiones que esto se dio y que si él no hubiera llegado a la Casa Blanca, esto prácticamente ni se daba.

 A propósito, Reuters nos recuerda que esta no es la primera vez que Foxconn quiere pisar tierra y un fallido intento de llegar en el 2013 al estado Pennsylvania y que hoy en día es un negocio pequeño sin gran impacto.

La llegada de Foxconn supone un impacto directo al estado de Wisconsin y se estima que vendrá la creación de sobre 3,000 empleos inmediatos con proyección de 13,000 para cuando arranque la planta de lleno y también, su subsidiaria japonesa Sharp, también considera entrar de lleno en América también.

Hay que aclarar que esto no supone que sea exclusivamente haciéndole un favor a Apple. De hecho, en el anuncio para nada se mencionó a la gigante de Cupertino, pero se cree que de igual manera, la empresa seguirá siendo un cliente importante para la taiwanesa aunque es obvio decir que mientras más clientes, mucho mejor para el negocio.